1990: Los pescadores gallegos bloquean Algeciras

Junto con los marineros andaluces, protestaban por las restricciones y el acoso al que eran sometidos por las autoridades de Marruecos. En aquella movilización falleció el tripulante de un barco de A Guarda


vigo / la voz

«Foron uns días de moita tensión e de moita alarma; agardabamos que en calquera momento actuase a Armada porque chegaban noticias de que había equipos especiais de mergullo preparados para subir aos barcos. Ante estes temores, todas as noites pechabamos os barcos e a tensión era forte», explicaba el 13 de marzo de 1990 uno de los tripulantes de los pesqueros gallegos que participaron en el bloqueo de Algeciras. Aquel día concluía un conflicto que se había prolongado durante dos semanas y que había dejado un fallecido, Antolín Lomba Vicente, natural de A Guarda.

Era un acto más de protesta de los marineros andaluces y gallegos por la relación que la Unión Europea mantenía con Marruecos. El mes anterior, mientras la gran flota española que faenaba en el banco canario-sahariano tenía que permanece un mes en puerto debido al paro biológico, el pescado marroquí era vendido sin competencia en los mercados de la costa andaluza.

A esa situación se le unía la tensa relación que mantenían los marineros españoles con la Armada marroquí. Los pescadores se quejaban de lo que consideraban un acoso por parte de las autoridades del reino alauita. Decían los marineros que los militares marroquíes les obligaban a firmar documentos en blanco para acusarlos de faenar en aguas ajenas a las que se incluían en los acuerdos. Además, las multas que conllevaban las acusaciones eran demasiado gravosas para el sector.

La flota gallega implicada en esta historia era principalmente de Ribeira y A Guarda, pero las tripulaciones se repartían por distintas localidades de las Rías Baixas, con una gran incidencia de marineros de O Morrazo. Algunas de estas embarcaciones se trasladaron desde Canarias, donde aguardaban el final de la prohibición de faenar en la zona, hasta Algeciras para iniciar un bloque el 1 de marzo de 1990.

La medida fue muy mal recibida por las autoridades españoles, que sentían la presión diplomática de Marruecos y hablaban de «chantaje inaceptable». Pero si en Madrid había un gobierno socialista, en Galicia quien dirigía la Xunta era el Partido Popular. Así, no es de extrañar, que el portavoz del grupo popular en el Parlamento gallego, Víctor Vázquez Portomeñe, justificase la protesta que estaban realizando alrededor de 700 tripulantes de los 60 pesqueros gallegos participantes en el bloqueo del puerto de Algeciras y otras localidades costeras andaluzas.

La situación obtuvo tintes dramáticos la tarde del sábado 3 de marzo. A bordo del arrastrero Carmen Pilar se producía un accidente que terminaba con el marinero Antolín Lomba Vicente en las aguas de la bahía andaluza. El pescador, originario de A Guarda, fue rescatado con vida del agua por sus compañeros, pero ingresó cadáver en la residencia sanitaria Punta Europa de Algeciras. Todos los barcos de A Guarda se retiraron del bloqueo para regresar a su puerto de origen y poder asistir al entierro de su compañero.

Más de medio millar de personas asistieron el 5 de marzo en A Guarda al entierro de Antolín Lomba Vicente. Uno de los compañeros de Antolín no pudo soportar la tensión del momento y cayó desmayado en el atrio de la iglesia, teniendo que ser atendido en el servicio de urgencias.

A pesar de la ausencia temporal de la flota guardesa, la presencia gallega se mantuvo con barcos de otras localidades, especialmente de Ribeira. Sin embargo, la situación no se resolvía, a pesar de que ya había alcanzado el ámbito europeo, con la presentación de preguntas e iniciativas en el Parlamento europeo.

En Vigo, mientras tanto, se producían manifestaciones relacionadas con el conflicto. El día 7 de marzo, mujeres de los marineros gallegos se concentraban ante las delegaciones de Trabajo de la Xunta y del ISM para protestar por los «saqueos, multas y apresamientos de que son objetos los barcos españoles en aguas marroquíes». Al mismo tiempo, unos 40 armadores y tripulantes que faenaban en aguas marroquíes salieron de Ribeira en autocar con destino a Algeciras para unirse a la protesta iniciada el jueves de la pasada semana. Asimismo, unas veinte de embarcaciones de A Guarda regresaban al Estrecho.

Inicio de contactos

El bloqueo fue levantado el 13 de marzo. Los marineros atracaron sus barcos y participaron en la huelga general acordado para el día siguiente. «Ha triunfado el sentido común», afirmó ese mismo día el ministro de Agricultura y Pesca, Carlos Romero. El político socialista anunciaba el inicio de conversaciones con todas las entidades relacionadas con la pesca para preparar el informe que sería discutido en Rabat.

Pero no se solucionó demasiado. En abril de ese mismo año, el pesquero guardés Nuevo San Antonio fue asaltado por la patrullera marroquí P-205 cuando se encontraba faenando a unas 17 millas de las costas de Marruecos, entre Rabat y Casablanca, fuera de las aguas territoriales de aquel país. Y no sería el último incidente en aquel caladero.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

1990: Los pescadores gallegos bloquean Algeciras