A juicio el conductor de 90 años por el atropello mortal de ciclistas de A Guarda

El acusado afronta cuatro años de cárcel por un doble homicidio y lesiones graves


vigo / la voz

Un conductor de Vigo, ya nonagenario, se sentará mañana en el banquillo del juzgado de lo Penal número 3 de Pontevedra para afrontar un juicio por causar la muerte de dos ciclistas. Ocurrió en el tramo que discurre entre Oia y A Guarda, dejando heridos a otros siete que necesitaron hospitalización. La jueza instructora, en su día, concluyó que el conductor, circundo en un todoterreno, siguió recto y sin parar tras arrollar a un pelotón de 14 deportistas que corrían en paralelo. El accidente tuvo lugar el 12 de marzo del 2016 en una carretera que va de A Guarda a Baiona.

En el atropello múltiple fallecieron José Antonio Pérez Casas, en el acto, y el gondomareño Diego Freiría, de 51 años, tras nueve meses en coma en el hospital a causada de graves daños cerebrales.

La mayoría de las víctimas pertenecía a un club de O Val Miñor dedicado a esta disciplina deportiva. La Fiscalía cree que el conductor circulaba distraído y a velocidad inadecuada. Pide que sea condenado a cuatro años de cárcel por el doble homicidio por imprudencia grave y las lesiones. De los supervivientes, algunos sufren serias secuelas. El arreglo con los seguros, de cuantías millonarias, ha sido prácticamente cerrado para evitar otra batalla judicial con la reclamación de indemnizaciones. Hay que tener en cuenta que dos de los nueve heridos tardaron varios años en recuperarse y, a pesar de ello sufren secuelas en la visión o pérdidas de memoria, por lo que el cálculo de sus indemnizaciones llevó mucho tiempo y dilató el proceso.

Acusación pública

Otra de las peticiones de la Fiscalía busca que el acusado pierda su licencia de conducir durante seis años. La defensa del único investigado solicita la libre absolución porque su conducta no puede ser considerada como delictiva. A mayores, interpreta que hubo dilaciones indebidas al demorarse cuatro años el juicio. También se personaron varias acusaciones particulares. Una de las tesis por la que más luchó la defensa de las víctimas sostiene que el conductor incurrió en una omisión de socorro porque continuó su camino sin atender a los lesionados. Los tribunales que estudiaron el caso no lo vieron así.

La jueza de Tui, en su auto, vio «indicios bastantes» de que el incriminado Manuel B.A.L., que entonces tenía 87 años, conducía por la carretera PO-552, de Vigo a A Guarda. Ya en un tramo recto con buenas condiciones de visibilidad y meteorológicas, «no advirtió» la presencia de 14 ciclistas y «tras rebasar a los dos que circulaban de últimos, realizó un posterior atropello múltiple al arrollar sorpresiva y sucesivamente a los siguientes, continuando su trayectoria recta sin cambiar de dirección».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

A juicio el conductor de 90 años por el atropello mortal de ciclistas de A Guarda