El Guardés se acostumbra a Europa

Se mide al Rotweiss en Suiza en su séptima andadura continental seguida


vigo / la voz

El Guardés se ha ido convirtiendo poco a poco en un clásico de Europa. El equipo que dirige José Ignacio Padres se mide mañana al Rotweiis suizo en su debut continental de esta temporada, pero su incursión en torneos internacionales es casi una costumbre. Más allá de ser flor de un día, la edad de oro del Guardés en lo deportivo sigue sumando capítulos y será la séptima temporada en que compitan a nivel internacional.

«Es un orgullo llevar el nombre de A Guarda y de Galicia por Europa. Para el club y para las chicas es muy importante poder estar y tenemos muchas ganas de empezar a competir y poder llegar lo más lejos posible», dice el preparador del equipo. Destaca que, una vez más, y como siempre les pasa, toca medirse a rivales que a priori parecen «más grande y más fuertes que tú», pero que las guardesas van con la idea de hacer un buen papel y sin renunciar a nada.

Precisamente, de renuncia ha hablado en más de una ocasión el presidente del equipo, José Manuel Silva, debido al coste económico que supone para un equipo humilde como ellos afrontar un reto de esta magnitud. El máximo responsable de la entidad llegó a asegurar que en caso de clasificarse la temporada pasada como así sucedió, no podrían participar, aunque finalmente lo están haciendo.

A la pregunta de si podría ser la última participación del equipo, Prades prefiere no adelantar acontecimientos, pero apunta que «hay que estar preparados para todo porque no se sabe lo que puede pasar a partir de mayo», sin descartar ninguna posibilidad. De lo que no tiene dudas es de que el factor económico no va a ser un límite en su participación en EHF que comienza mañana. «Lo que va a pasar más allá no lo puede asegurar nadie, pero el club y el presidente han hecho un gran esfuerzo y nos dieron la tranquilidad de que esta temporada está asegurada», puntualiza.

Hasta ahora el récord del Guardés lo marca la temporada pasara, cuando lograron superar dos rondas antes de quedarse a las puertas de una remontada heroica frente al Youth Union of Athienou. También en la temporada 2016/2017 eliminaron a dos rivales. Ahora se enfrentan a un rival que, recuerda Prades, se enfrentan a un rival que «no lo va a poner nada fácil» y que estuvo a punto de eliminar al Málaga el año pasado. «Nos toca estar a la altura de las circunstancias», dice confiado en que será así.

Contento con el rendimiento del Guardés en una liga igualada, recuerda que en verano, tras muchos cambios en la plantilla, se les situaba como uno de los equipos que más potencial habían perdido y sin embargo la tabla no dice lo mismo. «Las cosas se demuestran con hechos. Tenemos un equipo donde todo el mundo se siente importante».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Guardés se acostumbra a Europa