José Manuel Silva: «Ningún político nos va a tomar más el pelo»

El presidente y el principal patrocinador dejarán el Guardés a final de curso


vigo / la voz

Tras 11 años presidiendo el Atlético Guardés, José Manuel Silva y la principal empresa patrocinadora dejarán de estar vinculados al club guardés. La causa de esta salida son las discrepancias que mantiene la directiva con las instituciones públicas, tanto con el Concello de A Guarda como con la Deputación de Pontevedra, por la cantidad de dinero público que reciben, el cual es inferior al estimado por los dirigentes de la entidad para su viabilidad económica. El presidente recuerda que ya lleva un año anunciando esta decisión por «falta de colaboración», pero alzó la voz en el acto de presentación del equipo para reiterar su inamovible postura de desacuerdo, además de confirmar que esta es su última campaña al mando del equipo femenino.

dinero público

Quejas por el apoyo económico recibido

Desde el club no entienden la cifra que percibe el conjunto por parte de las administraciones públicas. El Atlético Guardés recibe 38.000 euros, una cifra menor a la que creen que se merece y necesita un club que lleva siete años consecutivos jugando competiciones europeas. «Lo que más le molesta a los políticos locales es que les digamos que a 35 kilómetros de nosotros hay un equipo que compite en la misma categoría y su ayuntamiento le da una subvención de 130.000 euros, mientras que nosotros recibimos 38.000 euros», explica el máximo dirigente.

El Balonmano Porriño obtiene casi 100.000 euros más de las arcas públicas que el equipo de A Guarda, por lo que las quejas de la directiva van encaminadas al coste de personal de los políticos de la localidad: 30.000 euros más que los de O Porriño. «Se escudan en que esa población tiene más industria y gente que A Guarda. Entonces me pregunto, ¿por qué el coste de nuestros políticos locales es 30.000 euros mayor? ¿Cómo se entiende esto?», cuestiona el presidente.

Viabilidad del club

La directiva recuerda que la colaboración es la clave

Pese a las reuniones que han mantenido con el alcalde y la concejala de deportes, los 38.000 euros destinados al equipo femenino de balonmano no se modificarán. «Esto es un tema de dinero, no político. Una empresa no puede soportar todo el peso económico de un club, o nos ayudan todos o es imposible», afirma.

La directiva destaca que la colaboración de las instituciones públicas es la clave para la viabilidad económica de la entidad guardesa. Silva apunta que la cifra que el Guardés necesita para ser viable y sano en términos monetarios debe ser similar a la que percibe el conjunto porriñés, es decir, un total de 130.000 euros, una cantidad bastante alejada de la actual. «La cifra que este club necesita tiene que ser como mínimo la del Balonmano Porriño», explica y mantiene su enfado con las decisiones que toma el Concello.

Postura inamovible

La decisión de abandonar es definitiva

La situación parece irreversible, por lo menos esa es la posición que adoptó la cúpula del Guardés. Además, Silva escapa de las críticas que le acusan de hacer política con este tema: «Los políticos dicen que hago política y yo no quiero hacerla, lo único que digo es que el Atlético Guardés solo es viable con ayuda de las instituciones». Las discrepancias con el ayuntamiento son evidentes y la situación ha llegado a un punto en el que Silva afirma que «ningún político nos va a tomar más el pelo».

La postura es inamovible y advierten que «las instituciones se tienen que mover para que esto cambie». Por ello, el Atlético Guardés afronta su último año con la actual directiva y se espera un futuro lleno de incógnitas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

José Manuel Silva: «Ningún político nos va a tomar más el pelo»