A Guarda volvió a rendir culto al monte Trega

Desde 1913, la villa asciende a la cumbre en agosto para vivir una jornada de vecindad y familia


En la medianoche de hoy tendrá lugar, en el puerto de A Guarda, la tradicional tirada de fuegos de artificio, acto con el que se pondrá fin a las Festas do Monte 2018. Desde el pasado 6 de agosto, la villa marinera vivió un ambiente festivo que tuvo su culminación ayer con la Festa do Monte.

Con la frescura ambiental de la jornada, las bandas marineras, que habían desfilado por las calles de A Guarda el día anterior, comenzaron a ascender el Trega al ritmo de los grandes tambores que suelen portar, pero también conformando fanfarrias y formaciones folclóricas.

«Segue sendo unha comida no monte na que participan a maioría das familias guardesas e á que é benvido calquera turista ou visitante», resumí Antonio Lomba, alcalde de A Guarda, el espíritu de esta celebración centenaria.

Y ese fue el objetivo del gran numero de personas que buscaron la parte alta del monte para vivir una jornada de hermandad entre vecinos. Sin embargo, algunas personas utilizaron partes de la castro prerromano para comer, incluso dentro de las ruinas de las antiguas casas.

Y todo nació en 1912 cuando los guardeses crearon una asociación con le objetivo de conservar el monte, símbolo identitario de esta población. Al año siguiente, se desarrolló la primera comida con la única pretensión de celebrar la constitución, un año antes, de la Sociedad Pro-Monte. A partir de ahí ya se abrió a todos los vecinos y hasta ahora.

«Es un momento de reunirse con los seres queridos», afirma Manuel Castro, de la comisión de fiestas, queriendo recalcar ese significado familiar y de vecindad que tiene la fiesta.

Tras un día campestre, las bandas marineras y demás participantes en el pin nic emprendieron el retorno hacia el pueblo.

Con los últimos actos festivos de hoy, A Guarda deja atrás verbenas, conciertos, actividades infantiles y otras actividades culturales y festivas.

Pero todavía no concluyó el verano en la población atlántica. Dentro de dos fines de semana llegará la Festa do Percebe, aunque realidad se podrán degustar un amplia variedad de productos del mar, erizos incluidos. Será del 24 al 26 de agosto. En este festejo, los niños tendrá su propio espacio en el que podrán divertirse con hinchables y otros artilugios.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A Guarda volvió a rendir culto al monte Trega