Una docena de cerdos en plena autovía obligan a cortar el tráfico en A Cañiza durante horas

Monica López Torres
Mónica Torres A CAÑIZA

A CAÑIZA

Guardia Civil

El camión que los transportaba sufrió una salida de vía. El copiloto tuvo que ser excarcelado por una posible fractura de brazo, quince gorrinos fallecieron y la Guardia Civil consiguió reunir a los demás evitando más siniestros

15 ago 2020 . Actualizado a las 18:30 h.

El accidente de un camión que transportaba animales vivos produjo una insólita y peligrosa situación en la autovía A-52 , a la altura de A Cañiza. La Guardia Civil tuvo que esmerarse ya que parte de la carga del vehículo salió por pezuñas al verse liberados tras el vuelco del vehículo en el que los trasladaban.

Fue sobre las nueve de la mañana, a la altura del kilómetro 275, cuando el camión, en el que viajaba una mujer además del conductor, sufrió una salida de vía cuando circulaba en dirección a O Porriño. Tras el impacto, al menos una docena de gorrinos quedaron sueltos por los dos carriles de circulación, con el consiguiente riesgo para la circulación vial. La Guardia Civil desplegó de inmediato un operativo, en el que participaron Tráfico y Seprona, que obligó a restringir el tráfico provocando grandes retenciones, pero que evitó que produjeran más siniestros ya que los gorrinos estaban en plena calzada.

Los guardias consiguieron poner a buen recaudo los cerdos que se habían escapado pero nada pudieron hacer por los que no sobrevivieron al impacto. El camión transportaba un centenar de ejemplares en el momento del siniestro. El piloto pudo salir por su propio pie pero no su acompañante, que tuvo que ser excarcelada por los bomberos de O Porriño y Ponteareas ya que se le quedó un brazo atrapado. Desde allí fue evacuada a un centro médico. Fue preciso cortar los dos carriles de circulación y desviar el tráfico por la Nacional-120, durante más de tres horas.