«Esperaba dar un premio en A Cañiza antes de jubilarme y aún puedo dar más»

El municipio se despertó ayer con un nuevo millonario al dejar la Bonoloto tres millones


a cañiza / la voz

En A Cañiza no se habla de otra cosa. ¿Quién será el ganador o ganadores del boleto de la Bonoloto premiado en la noche del jueves con tres millones de euros? «Puede ser de aquí o de fuera, porque en verano viene más gente de otros sitos», dice Beatriz Fernández, la responsable de la administración de loterías número 1 del municipio. Está situada en pleno centro, en concreto en el número 4 de la travesía del Mercado, una zona de mucha afluencia de gente.

La combinación ganadora se le pudo ocurrir a cualquiera, pero en este caso fue obra de la máquina, que decidió que ese día la suerte recaería en los números 10, 12, 19, 23, 33 y 47. Y solo por 2,50 euros que costaron las cinco apuestas.

De momento no ha pasado nadie por el establecimiento a reclamar el premio ni a celebrarlo con sus benefactores. «Puede ser que el acertante aún no lo sepa o que no lo quiera decir, que suele pasar», comenta la veterana vendedora. No es la primera vez que reparte suerte.

Hace seis o siete años entregó el segundo premio de Euromillones, unos 700.000 euros y poco antes había repartido más de un millón en la lotería de Reyes. «Estoy muy contenta, esperaba dar un premio en A Cañiza antes de jubilarme porque me queda solo un año, pero aún tengo tiempo para dar más», añade Beatriz, quien lleva 34 al frente del negocio

También está encantado su marido, Prudencio Blanco, con que este premio se sume a la lista delos que llevan repartidos. «No sabemos a quién le tocó, pero aunque lo supiéramos no lo debemos decir. Cuando fueron los 700.000 euros supimos quién había sido el premiado, pero como él no dijo nada, nosotros tampoco. En este caso sí que no tenemos ni idea», aclara.

En verano aún resulta más difícil averiguarlo al llegar gente de fuera al municipio o, simplemente, ir de paso. Y eso que este verano no es como otros.

Prudencio es muy conocido en la zona, reparte lotería por los bares y va por otros pueblos. «Llevo encargos de personas con Primitiva y Bonoloto. Voy hasta pueblos de Ourense y Pontevedra, como Cortegada, Padrenda A Notaria, Ponteareas, O Covelo y As Neves. Ahora llevo ya la lotería de Navidad», añade.

Antes de dedicar su tiempo a este trasiego, trabajó en Correos y en sus ratos libres cobraba letras para el Banesto.

Admite que cuando toca un premio, como en esta ocasión, la gente se anima más, por lo que espera que suban las ventas de la lotería de Navidad.

Antes de ahora A Cañiza hizo millonarios a otros. Uno de los premios más sonados cayó el 17 de mayo del 2008 en un carnicero de la localidad, Marcelino, y en un empresario del hormigón, José. Ambos jugaban de forma conjunta los mismos números de la Primitiva y la sellaban puntualmente cada semana en el popular café-bar Resero. Entonces le tocó a cada uno un millón y medio.

Marcelino se hizo muy popular al decidir dar carpetazo a la carnicería y dedicarse a sus dos bueyes, Lucero y Platero.

Entonces decidió no ocultar su premio y la noticia corrió como la pólvora por el municipio. Una de las consecuencias no podía ser otra que la petición de una aportación económica por parte de algunos vecinos y amigos, según reconocía en una entrevista publicada en La Voz tras acertar la Primitiva. Este es precisamente uno de los motivos por los que algunos ganadores prefieren mantenerse en el anonimato, para no tener que lidiar con la petición de ayudas de los allegados. Optan por ir directamente al banco.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Esperaba dar un premio en A Cañiza antes de jubilarme y aún puedo dar más»