The Rolling Stones, al diente entre Cangas y A Cañiza

Hubo también en los camerinos mucha fruta, flores de colores, 1.260 huevos, un billar americano de nueve pies, un pin-ball y muchas más excentricidades


En su última visita a Galicia, The Rolling Stones quisieron probar productos gastronómicos gallegos. Antes de subir al escenario del Monte do Gozo, los músicos británicos tuvieron a su disposición un gran cátering en el que no faltaba de nada, desde langostas viguesas a chorizos de la carnicería Eligio de A Cañiza. Este establecimiento se encargó de toda la carne: entrecot, filetes de ternera abundantes, chorizo casero, varios kilos de carne picada y solomillo de cerdo. La merienda costó cerca de un millón y medio de pesetas (nueve mil euros)

Hubo también en los camerinos mucha fruta, flores de colores, 1.260 huevos, un billar americano de nueve pies, un pin-ball y muchas más excentricidades. Además, se transportó al Monte do Gozo una máquina de pin-ball, de las de toda la vida, y otra con un videojuego de coches. En ninguna de ellas había que meter monedas. Del montaje, transporte y tapizado de la mesa de billar se encargó la empresa Recreativos Iglesias de Cangas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

The Rolling Stones, al diente entre Cangas y A Cañiza