Un asesinato en Moaña y bomberos lusos declaran la guerra a la velutina en el Miño

Sanción a Autoestradas por la falta de personal en el peaje Vigo-Baiona y el túnel de A Cañiza, cerrado tres meses

.

vigo / la voz

La noche de Reyes del año 2013 fue trágica en Moaña. Un vecino de 41 años perdía la vida al recibir varios impactos de bala en plena calle. Horas más tarde, la Guardia Civil detenía a un varón de 53 años conocido como Briso, como presunto autor de los disparos en el que una tercera persona resultó también herida. Dos días más tarde, el detenido alegó actuar en defensa propia, aunque acabó en prisión.

Pasadas las fiestas navideñas, el túnel de Folgoso, de la A-52 a su paso por A Cañiza, era cerrado al tráfico para adecuarlo a la normativa europea de seguridad. Durante tres meses el tráfico fue desviado por el centro del municipio, una avalancha que, como contaba La Voz, obligó a la DGT a instalar un radar para garantizar la seguridad vial.

La presencia de la avispa asiática era ya una amenaza desde hacía cuatro años y para frenar su expansión por los municipios de la desembocadura del río Miño, el periódico revelaba que los bomberos y miembros de protección civil del Distrito de Viana idearon un sistema para llegar hasta los nidos y quemarlos. La guerra aún continúa.

La búsqueda de energías renovables y respetuosas con el medio ambiente vivió un hito en Redondela. La empresa Magallanes Renovables creaba un prototipo de trimarán capaz de generar electricidad a partir de las corrientes marinas.

Ese mismo año, la Xunta imponía multas a Autoestradas de Galicia, la concesionaria de la autopista Vigo-Baiona, por carecer de cobradores en las cabinas de peaje. El Gobierno autónomo anunció sanciones de 1.200 euros por cada día sin trabajadores. No fue el único perjuicio que sufrieron ese año los usuarios de la red de transporte del área metropolitana. El transporte de ría experimentaba también una subida del 7 %, por lo que «el billete ordinario costará 2,40 euros», según recogía La Voz. Era la respuesta de las navieras a la pérdida de pasajeros. «La demanda es insuficiente para cubrir los costes por lo que ha sido necesario actualizar las tarifas», argumentaba por aquel entonces el gerente de Mar de Ons, Carlos Nacimento.

En Cangas veía la luz el proyecto para crear un paseo marítimo tras la desafectación de los 23.500 metros cuadrados que ocupaba la empresa Massó en O Salgueirón.

En la memoria popular está grabado el secuestro del médico portugués Antonio dos Santos Costa Veloso. El galeno fue retenido durante 20 horas por Marcos Cerezo Cancelas, alias Canceliñas, y el luso Álvaro dos Santos Barbosa para sacar dinero de sus tarjetas. Finalmente el doctor fue liberado en un monte de Ponteareas pero «Canceliñas y su cómplice escapan armados», titulaba La Voz refiriéndose a una persecución que duró semanas y empleó a más de 200 agentes. Barbosa fue detenido dos días después y Canceliñas cayó en Redondela tras quince días fugado.

A finales de año salían de la cárcel Manuel Lorenzo y Jesús Vela, los policías autores del crimen de Nigrán de 1994. Su liberación provocó conmoción.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un asesinato en Moaña y bomberos lusos declaran la guerra a la velutina en el Miño