«En mis inicios pasaba el sombrero en la calle y fue mi mejor escuela»

El ilusionista de A Cañiza colabora en el programa «Desafía tu mente» de TVE


vigo / la voz

Hace ya muchos años que Luis Boyano dejó su localidad natal, A Cañiza, de donde se marchó a los 14 años para estudiar el bachillerato en un internado en Ourense. De allí ya se trasladó a Santiago de Compostela para estudiar la carrera de Psicología. Pero, un buen día, el mundo del espectáculo se cruzó en su camino. Fue cuando vio actuar al mimo Marcel Marceau. Se quedó tan alucinado que decidió que él quería hacer eso y se marchó a Madrid a probar fortuna. Aunque empezó como actor, con el paso del tiempo fue la magia y el ilusionismo lo que le atrapó y donde ha desarrollado una reputada trayectoria. Ahora su popularidad crece como la espuma al ser uno de los colaboradores del nuevo programa Desafía tu mente, que emite La 1 de TVE de lunes a jueves con Antonio Lobato como presentador.

-Cuando llegó a Madrid, ¿qué hizo?

-Aún seguí estudiando. Hice la especialidad de Psicología en la Complutense pero ya buscando cómo hacer para pasarme al teatro. Lo primero que hice fue mimo en el Parque del Retiro, donde coincidí con Faemino y Cansado. Estábamos allí todos los domingos. Me vine a la aventura y ya llevo 32 años en Madrid.

-¿Y cómo descubrió la magia?

-Como dice mi abuela, soy un picaflor y un día me apunté a un curso de magia, me encantó y seguí estudiando. Ahora, además, soy profesor en el Real Centro Universitario de El Escorial.

-En aquel momento, ¿le resultó fácil poder dedicarse a lo que le gustaba?

-Yo nunca me quejé y siempre he trabajado mucho. La gente se pregunta cómo es posible vivir de esto y lo primero es no dormirse, hacer espectáculos de todo tipo. En mis inicios yo pasaba el sombrero en la calle y fue mi mejor escuela. De ahí me metí en un circo y después me empezaron a llamar de asociaciones, casas de cultura, pequeños teatros.... Y tras más de dos décadas de trayectoria, puedo presumir de haber trabajado para más de 300 empresas de cualquier sector.

-¿Se refiere a su faceta como mago para empresas? ¿Qué hace en ellas?

-Es muy amplio. Empecé con show de magia en cenas de confraternización pero con los años fui cambiando y hago espectáculos personalizados, dependiendo de lo que me soliciten. Me llaman mucho como maestro de ceremonias para presentar actos, o para reuniones en las que van a abordar la estrategia de ventas para el próximo ejercicio. Mi misión es dar ánimo en esas sesiones duras, donde al final lo que se le pide a la gente es más productividad. Y ahí en medio estoy yo, rompiendo el hielo. Yo introduje un nuevo concepto en este ámbito, lo que llamo la magia corporativa. Mi especialidad es la magia cómica, pero un amigo mío dice que soy el único payaso que tiene un premio mundial en magia de mentalismo.

-Aunque trabaje mucho, salir en la televisión es una gran oportunidad para incrementar su popularidad, ¿no?

-Por supuesto. Aunque yo hice muchísima televisión en la TVG, presentando programas, haciendo cámaras ocultas en la primera época de Luar, mi prestigio me lo he ganado en el ámbito empresarial y en el teatro. Salir en la tele no cabe duda de que es un espaldarazo, pero se puede vivir sin eso. Yo lo he hecho.

-¿En qué consiste su labor en el nuevo programa en TVE?

-Es un formato de National Geographic que han vendido a más de cien países. Es didáctico y a la vez de entretenimiento y va a gustar tanto a niños como a mayores. Yo no salgo en todos, sino en la mitad. Lo que me han pedido es que haga pruebas y juegos de uno o dos minutos sobre diferentes temas.

«Un día me apunté a un curso de magia, me encantó y seguí estudiando hasta ahora»

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«En mis inicios pasaba el sombrero en la calle y fue mi mejor escuela»