Peligro en carreteras del interior tras los temporales

A Cañiza es la villa más castigada y continua el riesgo de caída de árboles en la carretera provincial a Crecente

Un pino caído por la fuerza del veinto y el agua junto a la carretera entre A Cañiza y Crecente.
Un pino caído por la fuerza del veinto y el agua junto a la carretera entre A Cañiza y Crecente.

A Cañiza / La Voz

Circular por algunas carreteras del interior de la provincia constituye un peligro. Tras el devastador efecto del viento y la lluvia, muchos árboles situados en los márgenes de las vías de comunicación han perdido su sustento y amenazan con caerse. Alguno lo han hecho sin que, afortunadamente, le cayesen a un transeúnte. Aunque las brigadas de la Diputación han realizado un intenso trabajo retirando troncos y ramas todavía hay lugares que ofrecen peligro. Es el caso de la carretera provincial que une A Cañiza con Crecente. Allí son visibles las consecuencias de los incendios del pasado verano. El fuego y la lluvia han dejado sin agarre muchos troncos calcinados. Las raíces ya no sujetan la tierra circundante y los desprendimientos constituyen una amenaza si sigue lloviendo. Algunos troncos ya han caído junto al vial.

A Cañiza es el municipio donde se han producido más incidencias por el mal tiempo de las últimas semanas. Ha habido caídas de árboles en la carretera de Mondariz Balneario, en el vial que va de Mosende a Morgadáns, junto al campo de fútbol y en la carretera a Pousa se han producido precipitaciones de cinco troncos.

El interior de la provincia ha sido muy castigado pero también en la costa ha habido daños y el diputado socialista Manel Gallego ha solicitado un plan de recuperación de los daños causados por el temporal.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Peligro en carreteras del interior tras los temporales