Un albanés seguirá en prisión por 2.287 kilos de coca requisados a 40 millas de las Cíes

La Voz VIGO / LA VOZ

VIGO

M.Moralejo

El barco pesquero fue trasladado a Vigo tras el abordaje el pasado septiembre para descargar el alijo y trasladar a los tripulantes detenidos

12 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Un ciudadano procedente de Albania, detenido el pasado septiembre por una alijo de cocaína decomisado el mismo mes a 40 millas de las Islas Cíes, seguirá en prisión tras denegarle la Audiencia Nacional la petición para recuperar la libertad. El alijo fue interceptado a bordo del barco pesquero Bestarruza, que tras ser abordado fue trasladado al puerto de Vigo para desembarcar a los tripulantes del barco y los fardos. Aquel decomiso será recordado por la asociación de la Policía Nacional para realizarlo. Por primera vez se dejó de lado al Servicio de Vigilancia Aduanera y de sus embarcaciones y experiencia marítima, para recurrir a un barco del Servicio de Gardacostas de la Xunta. Lo nunca visto en Galicia.

Ya la investigación apenas tuvo recorrido. La agencia antidroga de los EE.UU., la DEA, alertó de la llegada de 2.200 kilos de cocaína en un barco tres días antes del abordaje. Pero había que localizar al barco, lo que implicó el habitual juego del gato y el ratón con la ayuda de radares. La actitud escapista de un barco sospechoso, lo situó como el principal sospechoso. Se llamaba Bestarruza y no tardó en ser abordado. Ocurrió a las 23.05 horas valiéndose de los GEO y de una lancha semirrígida. Ya a bordo, en la cubierta, a la vista, los primeros agentes en subir al Bestarruza se toparon con 84 fardos de 27 kilos cada uno repletos de paquetes de un kilo de cocaína.

El ciudadano albanés que solicitó salir de prisión esperaba en tierra indicaciones para proceder con la descarga. Pero la noticia del abordaje y decomiso de cocaína lo puso en alerta. Escapó a Madrid, donde fue detenido en un hotel en la zona de Atocha.