Avalan que una guardería privada impusiese servicios mínimos «por el bien de los niños»

e. v. pita VIGO / LA VOZ

VIGO

Imagen de archivo de un pequeño en una guardería
Imagen de archivo de un pequeño en una guardería JOSE PARDO

El juez dice que la dirección, ante la falta de directrices de la Xunta, actuó por su cuenta en una situación de necesidad y para mejor protección de los menores

21 may 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Un juez de Vigo ha avalado que una guardería privada de la ciudad pusiese servicios mínimos por su cuenta en una huelga de enseñanza porque lo hizo por necesidad y para no dejar desamparados a los niños. Recalca que la Xunta se olvidó de imponerlos en las escuelas infantiles privadas y que, cuando lo hizo, eran más que los que había impuesto la propia guardería demandada.

La sentencia fue dictada el 16 de enero por el Juzgado de lo Social número 1 de Vigo y desestima una demanda presentada por la Federación de Enseñanza de CC.OO. en relación a los servicios mínimos en la huelga estatal en las escuelas infantiles de los días 19 y 25 de octubre y 8 y 15 de noviembre.

La guardería cuenta con cinco unidades y nueve trabajadores (siete educadoras, la directora y una limpiadora). Aunque la Xunta impuso unos servicios mínimos, dice la sentencia, nada decía de las escuelas infantiles privadas. Dicha guardería pidió aclaraciones a la Xunta y no recibió contestación porque colocó a una persona en cada unidad y solo pudieron ir a la huelga la limpiadora, la oficinista y una educadora. No fue hasta el 6 de noviembre cuando la Xunta aprobó los servicios mínimos de dos trabajadoras y otra de atención directa por cada unidad.

El juez considera que «el problema lo generó la Xunta de Galicia al olvidarse de las escuelas infantiles privadas, y de hecho reguló los mínimos para ellas para la huelga de noviembre, pero las dejó desamparadas en las de octubre». Y ante tal disyuntiva, el juez absuelve porque «los niños gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales».