El Cangas pasa de ganar un partido en las primeras 21 jornadas a encadenar seis triunfos entre liga y Copa

LA VOZ VIGO

VIGO

LIGA ASOBAL

Los de O Morrazo sumaron 9 de los últimos 10 puntos en juego

16 abr 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

El Balonmán Cangas ha protagonizado un cambio radical en una temporada que amenazaba ruina. Los de O Gatañal ganaron un partido de liga en las 21 primeras jornadas de campeonato y en el último mes, han sido capaces de encadenar seis triunfos, dos en copa y cuatro en liga, donde han sumado nueve de los últimos diez puntos en disputa, eludiendo de un modo matemático el descenso directo y luchando ahora por escapar el puesto de play out.

«Nosotros vamos a seguir peleando, veremos hasta dónde nos da. Nuestra dinámica creo que ha puesto nervioso a más de un equipo», comentó Nacho Moyano sobre las posibilidades que tiene su equipo de abrazar la permanencia por la vía directa. A falta de cinco jornadas, está a dos puntos, más el golaveraje, del Cuenca y tiene a tres al Benidorm.

«El equipo está jugando con una confianza increíble, y eso te lo da el ganar, porque no estamos haciendo nada diferente a lo que hacíamos antes. Ganar te lleva a ganar, y eso se está notando en la pista», explica el entrenador, que siempre mantuvo que su formación tenía potencial para huir de la quema.

El próximo sábado, ante el Puerto Sagunto, el conjunto cangués buscará su séptima victoria seguida, la quinta en liga, y lo hará ante un rival que ganó dos partidos en todo el curso y ya está descendido. El club saguntino, que ya había descendido en mayo del 2021, hace un año que regresó a la máxima categoría después de una temporada en la que fue campeón de la División de Honor Plata, un título que solo había logrado el club en 2010, con Ramón Belenguer, pero no pudo mantenerse, igual que el Sinfín, que ya está descendido.

Por otra parte, el Cangas también espera conocer a su rival en los cuartos de final de la fase final de la Copa del Rey que se celebrará los 31 de mayo y el 1 y 2 de junio en una sede todavía por definir. Será la tercera vez consecutiva que los cangueses están entre los ocho mejores.