El ascensor Halo entra en servicio en Vigo dos días antes de las elecciones

La Voz VIGO / LA VOZ

VIGO

Oscar Vázquez

Caballero anuncia que a las 12.00 ya se podrá utilizar y que habrá operarios guiando a los ciudadanos

16 feb 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

El ascensor Halo se pone en marcha hoy, dos días antes de las elecciones autonómicas, según anunció ayer el alcalde, Abel Caballero. Tenía un plazo de construcción inicial de doce meses, que deberían haber permitido su inauguración el pasado verano. Pero se ha ido alargando y finalmente se pondrá en marcha a las puertas de las elecciones.

La ley impide que se celebre una inauguración oficial en campaña. Está previsto que a las 12.00 horas se abran las vallas. Según el Concello, habrá operarios a lo largo de toda la jornada para resolver dudas a los viandantes y ayudar a que el ascensor funcione y «que las personas se familiaricen», según dijo ayer Caballero, que no podrá inaugurar el ascensor pero sí hizo el anuncio.

Caballero dijo también que el Halo ahorra «un rodeo de doce kilómetros». No explicó cómo hizo las cuentas. Entre la estación del tren de Guixar (en Areal) y la de Urzaiz (en Vialia) hay dos kilómetros de distancia, es prácticamente la misma si se va por la calle Alfonso XIII o por Isaac Peral.

El Halo es fruto de un concurso público que ganó el equipo de ingeniería Arenas y Asociados. Participaron también los estudios de arquitectura AM2 y Noardq. Aquel concurso estimó una inversión de 7,2 millones. De repente, se elevó a 12,6 cuando se contrató. Mientras se estaba ejecutando la obra, el Concello de Vigo aprobó un sobrecoste que elevó el precio final del proyecto a 15,8 millones de euros. Ese sobrecoste se hizo para que las cabinas de los dos ascensores fuesen más grandes (han ganado una capacidad de dos personas) y se instalasen vidrios seguros.

En octubre, el pleno del Ayuntamiento aprobó una ampliación del crédito disponible para este año, que supuso inyectar dos millones extras en el proyecto. En aquel momento se alegaron razones de urgencia y la ampliación se tramitó con el objetivo de que el ascensor se inaugurase en diciembre, en los días previos a Navidad. Sin explicaciones, se fue retrasando. Hasta que, a las puertas de las elecciones, el alcalde anunció que la instalación abriría «en la primera quincena de febrero». Finalmente, la puesta en marcha del proyecto estrella del gobierno municipal de Vigo ha quedado para el día 16, dos jornadas antes de las elecciones.

El proyecto del Halo consiste en una pasarela para salvar la autopista y conectar de manera directa Vía Norte con la avenida de García Barbón. Esa pasarela en realidad tiene forma de anillo, con una mitad cubierta y la otra descubierta. Este anillo que sobrevuela la autopista AP-9 desemboca en un ascensor —también hay escaleras para quienes no lo usen— que lleva a Serafín Avendaño.

Muy cerca, en la calle Escultor Gregorio Fernández, que está justo enfrente del Halo y conecta con Urzaiz, el Ayuntamiento empezó en noviembre una obra para instalar pasarelas automáticas similares a las de la Gran Vía. El objetivo final sería poder llegar a la zona alta de la ciudad sin apenas caminar.