La Xunta reivindica el Camino en la Navidad de Vigo

a.m. VIGO / LA VOZ

VIGO

cedida

La señalización de la ruta jacobea sigue siendo una asignatura pendiente del Concello

07 dic 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

La delegación de la Xunta de Galicia dedica al Camino de Santiago el árbol de Navidad que ha instalado ante su sede en Vigo. Las clásicas señales que indican la ruta a los peregrinos adornan el abeto como si fueran bolas de Navidad. Por si no había quedado claro, un cartel expresa de que se trata de «a árbore do camiño». La administración autonómica promociona así una ruta jacobea en una ciudad cuyo gobierno municipal siempre ha mostrado una gran indiferencia hacia este fenómeno cultural y turístico. El alcalde, Abel Caballero, ha negado a la Xunta la autorización para instalar los mojones y señales para orientar a los peregrinos y evitar que se pierdan cuando entran en la ciudad. Lleva años prometiendo que sería el propio ayuntamiento el que señalizaría la ruta jacobea. La última vez fue hace uno días en un programa de televisión local, pero los peregrinos siguen sin tener una orientación visual cuando entran en Vigo. La ruta de la costa, que es la que más crece en número de caminantes, carece de señalización en la ciudad más poblada de Galicia por las diferencias políticas que separan al alcalde socialista con la administración autonómica. Numerosos establecimientos han colocado señales en sus escaparates para orientar a los peregrinos.

Caballero vio incluso con recelo la apertura del primer albergue público de peregrinos en el Berbés, con lo que acusó a la Xunta de hacer una competencia a los hoteles y hostales de la ciudad.

La mayor parte de los caminantes que atraviesan Vigo en su ruta de peregrinación se guían a través de la ubicación que les van marcando sus teléfonos móviles. Cientos de peregrinos han establecido además una ruta paralela a la oficial atravesando las playas de O Vao y de Samil.

La delegada autonómica en la ciudad, Ana Ortiz, junto con el director de Turismo de Galicia, Xosé Merelles, asistieron ayer a la instalación del árbol de Navidad ante la sede territorial en la plaza de la Estrella. Reivindicaron de este modo una ruta de peregrinación que la administración local ignora y que, aún así, registró durante el primer semestre del año la llegada de más de 40.000 peregrinos de todas las nacionalidades.