La Guardia Civil investiga el insólito robo de un hórreo de seis pies en As Neves

Monica López Torres
mónica torres AS NEVES / LA VOZ

VIGO

cedida

El párroco denunció la desaparición de las piedras y de un reloj de sol

09 ago 2023 . Actualizado a las 01:45 h.

La Guardia Civil investiga el insólito desmantelamiento del hórreo de la rectoral de la parroquia de Tortoreos, en el municipio de As Neves. El párroco Sergio Gómez presentó ayer una denuncia por el robo de este construcción con más de dos siglos de historia. «Estoy tan molesto como sorprendido y rezando porque se pueda recuperar este patrimonio de tanto valor para la parroquia», manifestó el sacerdote. Se trata, apunta, del hórreo más emblemático y grande de la parroquia.

«Es una pieza de unos siete metros de longitud y de seis pies. Se han llevado medio hórreo», denuncia Sergio Gómez. No se sabe con exactitud cuándo desapareció, pero, al parecer, no es la primera gran pieza del conjunto que los vecinos echan en falta. El sacerdote señaló que hace ya unos cuatro o cinco meses que no pasaba por la finca, ya que está alquilada para el uso de los viñedos y que fue entonces cuando lo vio completo por última vez. Fue una vecina la que le alertó de lo sucedido el viernes pasada y fue entonces cuando el párroco acudió a la propiedad para cerciorarse de lo que había pasado. Esta mujer, que se llama María del Carmen Alonso, explicó a La Voz, que se percataron de que faltaban las piezas del hórreo hace poco tiempo, pero que ya va para más de seis meses que también desapareció un gran reloj de sol con forma de ángel que estaba en el muro de la finca. «El reloj estaba sobre el muro que da a la carretera. Primero notamos que se habían llevado todo menos la cabeza del ángel y después acabó por desaparecer todo el conjunto», indica María del Carmen. Esta vecina se muestra visiblemente afectada, «aunque los vecinos mayores son los que están más afectados por la desaparición, tanto del hórreo como del reloj que era el que durante tanto tiempo les guio para saber la hora de la misa». Tanto el sacerdote como los vecinos no salen de su asombro ya que se trata de piezas muy singulares de especial valor pero también de gran complejidad para moverse y transportarse sin que puedan ser vistos.

«Confío en que la Guardia Civil resuelva este insólito ataque al patrimonio de todos los vecinos», señaló el sacerdote a la vez que apela a la colaboración ciudadana para que «cualquier persona que pueda haber visto algún movimiento o individuo sospechosos en la zona o que bien pueda reconocer alguna de las piezas robadas, en otra localización, se ponga en contacto con la Guardia Civil para facilitar la investigación». Es posible que alguien haya visto algún vehículo de transporte en la zona y que ahora, al hacerse pública la denuncia por robo, pueda aportar datos que arrojen luz sobre esta misteriosa desaparición.

Los lugareños destacan, como elemento identificativo del hórreo, que tiene un gallo labrado en el frontal, lo que facilitaría su identificación. Del conjunto se han llevado todas las piedras y columnas de ambos laterales así como las de la parte trasera dejando solo una piedra en pie. La finca, propiedad de la Iglesia, está además perimetralmente cerrada con un muro de piedra así como con un portal de hierro y red metálica, por lo que los feligreses se muestran aún más sorprendidos. La falta del reloj de sol era ya un secreto a voces entre los lugareños porque se veía desde la calle, pero nadie se explica que pueda desaparecer así un hórreo.