Así será el nuevo Teatro Principal de Tui

Monica López Torres
M.TORRES TUI / LA VOZ

VIGO

cedida

El Concello consigue un millón de euros de fondos Next Generation para rehabilitar el emblemático inmueble. El proyecto ha de estar concluido en tres años e incluye una cafetería mirador sobre el río Miño

06 abr 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Los fondos Next Generation permitirán cambiar la suerte del cuarto teatro gallego «a la italiana» y el único que no ha sido rehabilitado. El Ministerio de Transportes Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha concedido una ayuda provisional del denominado Pirep local de 772.000 euros para el Teatro Principal de Tui, en ruinas y a cielo abierto tras medio siglo cerrado. A este importante hay que añadirle los 400.000 euros que tiene que aportar el Concello, por lo que la inversión superará el millón.

La cifra dista mucho de los 3 millones del anteproyecto redactado en su momento por el arquitecto César Portela, pero ya abarca una parte importante de los trabajos. El alcalde asegura que las obras comenzarán de inmediato, mientras se siguen peleando los demás fondos. La consignación del Mitma establece que el teatro tiene que estar de nuevo en funcionamiento en marzo del 2026. Enrique Cabaleiro confirmó ayer que encargarán el proyecto definitivo a Portela para comenzar la actuación.

El anteproyecto del arquitecto pontevedrés, que ya había redactado un primer plan de rescate en el año 1986, contempla precisamente el rescate del inmueble como «centro cultural de la villa» en el que tendría cabida una sala de teatro, danza y conciertos con capacidad de 168 butacas, ampliable a 200, cuatro salas de ensayo y dos de usos múltiples con capacidad para 60 personas. El documento destaca que es un inmueble de «grandioso valor histórico, cultural, urbanístico, arquitectónico y simbólico, en estado de abandono y ruina avanzada» y propone también para su nueva vida, una cafetería mirador sobre el río Miño, el casco histórico de Tui y el de Valença, en la planta baja. Como complemento a este nuevo espacio se diseña el acondicionamiento del jardín posterior «para que funcione como un balcón sobre el Miño». El anteproyecto contempla también la puesta en valor y acondicionamiento de la plaza situada frente al edificio, «como antesala y extensión del propio teatro» y propone incluso una pantalla de proyección de cine instalada sobre la pared.

El dinero comprometido asegura la primera fase del proyecto, que incluye desde el desescombro hasta la consolidación y restauración de las fachadas existentes y la cubierta.

Pese al ruinoso estado del edificio, el plan de Portela prevé reforzar su imagen original conservando las fachadas, la posición del contorno elíptico de la sala original y la disposición de los palcos. El espacio central del nuevo teatro se proyecta en tres alturas que albergan el patio de butacas, con acceso desde la planta baja y los palcos laterales, conectados desde las plantas baja, primera y segunda. Proyecta una caja escénica en toda la altura del edificio con acceso desde el nivel del escenario y un vestíbulo de circulación y estancia previa a las actuaciones o entreactos.

«Para completar el monto necesario vamos a optar a los Planes de Sostenibilidad Turística en Destinos para bienes de interés cultural, que también están respaldados por los fondos europeos, y si es posible, al programa del uno por ciento cultural», indicó el regidor de Tui.

«Por primera vez en la historia se consigue financiación real y efectiva para la recuperación. Esperamos que sea el principio del fin de una situación que nos apena a todos, que es ver un inmueble con una carga patrimonial, histórica y cultural, en una situación de abandono en una ubicación central», destacó Cabaleiro.

El inmueble, con 180 años a sus espaldas, albergó la vida social y cultural de la ciudad durante más de un siglo. Cerró en 1972, setenta y cinco años después de albergar una de las primeras proyecciones cinematográficas de Galicia. Además, fue el escenario de los Xogos Florais de Galicia de 1891, que marcaron un hito al ser el primer acto público celebrado íntegramente en gallego. En 1995 fue incluido en el Plan de Rehabilitación de Teatros, pero perdió aquella oportunidad por ser privado. Fue comprado finalmente en el 2019 por el Concello de Tui a la fundación del mismo nombre.