«Cada día sexo 200 aves exóticas de todo el mundo desde Covelo»

Monica López Torres
mónica torres COVELO / LA VOZ

VIGO

XOAN CARLOS GIL

El teletrabajo ha permitido al biólogo Raúl López salir de Barcelona en plena pandemia y abrir una granja artesanal que vende capones y gallinas para toda España

21 ene 2023 . Actualizado a las 12:27 h.

Raúl López Palacios asegura que no sería capaz de distinguir pollos de gallinas recién nacidos a golpe de vista por sus características físicas. De hecho, alaba la capacidad y destreza de quienes sí consiguen determinar así el género de las aves de corral. Sin embargo, este biólogo afincado en Covelo es de uno de los contados sexadores de aves exóticas que hay en Galicia, «si no el único», apunta «porque en España solo hay quince laboratorios que estén especializados en sexado de aves».

«No soy el típico sexador de pollos de granja. Analizo unas 200 muestras de aves al día de todo el mundo para determinar el género, pero a partir del ADN», explica.

Llegó a la comarca de O Condado desde Barcelona con su mujer, Esther y sus dos hijos hace dos años, en busca de una mejor calidad de vida al aire libre, en cuanto el covid dio una tregua y el teletrabajo le ha permitido mantener su actividad diaria para el laboratorio Loryslab y montar su propio negocio, que es Lorygranja, especializada en avicultura artesanal. «Desde Covelo sexo aves exóticas para todo el mundo. Me mandan las muestras, que son plumas o unas gotas de sangre, y en tres horas tengo los resultados completos en el laboratorio», explica el biólogo. Lleva diez años especializado en esta actividad esencial ya que tanto a nivel económico como alimenticio hay una gran diferencia entre los pollos y las gallinas, por ejemplo. Su labor se centra más, en cualquier caso, en pájaros y aves exóticas. Tanto empresas como particulares y tiendas demandan sus servicios.

«Recibo a diario muestras de todo el mundo, desde Indonesia a Puerto Rico. El sexado genético es fundamental para la cría, aunque también hay quienes hacen los análisis por curiosidad nada más», indica el vecino de Covelo que más hace trabajar al cartero del municipio.

Una herencia familiar hizo que la familia conociera Galicia. «Vinimos en el 2003 a probar suerte porque estaba desocupada una casa de los abuelos de mi mujer en As Neves y, aunque nos encantó, la crisis hizo que tuviéramos que volver a Barcelona en el 2007», recuerda. El encierro de la pandemia hizo que dieran el paso definitivo en el 2021. «Buscamos por internet y acabamos en Covelo porque queríamos algo más rural que As Neves. Tendríamos que habernos ido antes de Barcelona porque aquí lo tenemos todo, tanto servicios como colegio a 5 minutos. Y si quieres fiesta, llegas a Vigo en la mitad de tiempo que allá recorres en coche 15 kilómetros», defienden.

Su granja de avicultura artesanal también está ya dando frutos. «En Navidades enviamos unos cien capones para distintas partes de España y ya tengo reservas para las próximas», confirma Raúl. De hecho, pronto empezará a cuidar las aves que se servirán en algunos de esos hogares en Nochebuena ya que «los castro con un mes y, aunque con seis ya estarían criados, yo les dedico diez meses», explica. Buena vida y mejor alimentación dice que son la base de su producto. Además de los estrictos controles sanitarios y veterinarios periódicos, señala, «las aves están siempre sueltas, no se usa nada de anabolizantes ni antibióticos u hormonas». «Las alimentamos exclusivamente con maíz, trigo, cebada, los restos de nuestra comida y un poquito de pienso», afirma.

XOAN CARLOS GIL

El boca a boca está resultando su mejor márketing, pero Lorygranja también se promociona en redes. «Enviamos gallinas, pollos o capones, tanto vivos como ya sacrificados y listos para comer envasados al vacío», explica. Además pertenece a Avimós, por lo que también crían la gallina de Mos, raza autóctona de Galicia.