Susana, la reina perpetua

Xosé Ramón Castro
X.R.C. VIGO

VIGO

CEDIDA

La viguesa gana su quinto mundial de paratriatlón pese a sufrir una caída el día anterior y soportar golpes y patadas en el segmento de natación en Abu Dabi

25 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Vivió un año difícil, cayó en la víspera como un saco de patatas y en el segmento de natación, recibió golpes, y hasta patadas, de todos los colores. Pero una vez más, Susana Rodríguez Gacio volvió a demostrar que no tiene rival en el triatlón paralímpico y se colgó su quinta corona mundial en Abu Dabi. Un título más que añadir a una interminable lista de éxitos que incluye un oro paralímpico y tres continentales y que, además, encarrila la presencia en los Juegos de París del año 2024.

«Ha sido un año difícil para mí y tengo que estar satisfecha con mi esfuerzo y enormemente agradecida a todo mi equipo», comentó en sus redes sociales la triatleta viguesa, con una severa deficiencia visual, tras colgarse un nuevo oro al cuello. Pero subir a lo más alto del podio tuvo una dificultad añadida.

Para comenzar, sufrió una importante caída la víspera, cuando estaba en plena familiarización con el circuito en compañía de su guía, Sara Löehr «Repitiendo varias veces la primera transición, fue cuando tuvimos un accidente», desveló la viguesa. Fue en el tramo final, cuando después de una rampa había que salvar un pequeño escalón con moqueta recubierta de plástico. «El resbalón fue tal, que caí hacia atrás como un saco de patatas sin tiempo a reaccionar, golpeándome la cabeza y la espalda contra el suelo», comenta Susana.

Por fortuna, el golpe no pasó a mayores y solo le quedó el susto y el miedo en el cuerpo hasta que ayer volvió a pasar por el mismo punto en su camino hacia el reencuentro con el oro.

Un metal que tuvo que conseguir en medio de una colección de golpes en el segmento de natación. «Terminé bastante destrozada. Fue un día exigente de calor y tras una natación muy mala donde recibí golpes de todo tipo, fui al límite toda la carrera. Lo pasé mal en los últimos 5.000 metros», reconoció después de denunciar que «en el agua, hay compañeros que se dedican a dar puñetazos y a tirarte de la pierna». «Son cosas que debemos cambiar», pide. Pese a todo, Susana Rodríguez cruzó una vez más la línea de meta en solitario con la única compañera de su guía haciendo una muesca más a su increíble palmarés.

Pleno de triunfos en el 2022

El año que ahora termina no ha podido ser más perfecto, pese a los problemas sufridos, para Susana Rodríguez. Con su guía, Sara Löehr, ha formado un equipo invencible que ha contado por triunfos todas las pruebas en las que tomaron la salida. La estadística de la viguesa es demoledora, porque ha ganado las 13 últimas citas internacionales de un modo ininterrumpido.

Susana Rodríguez Gacio (Vigo, 1988) es la historia de la superación en carne y hueso. Nació con albinismo y con una deficiencia visual del 90%, pero eso no le impidió triunfar en sus dos grandes pasiones: la medicina y el deporte. En la segunda faceta, comenzó en el atletismo, que sigue practicando y, de hecho, dobló disciplina en los últimos Juegos Olímpicos, pero la mayoría de sus éxitos han llegado en el triatlón en la categoría PTVI para deportistas con discapacidad visual. Sus cinco mundiales le acreditan como la gran reina de la modalidad.