La inteligencia artificial detecta 15 maltratadas en la provincia de Pontevedra con alto riesgo de ser asesinadas

e. v. pita VIGO / LA VOZ

VIGO

M.MORALEJO

El algoritmo de VioGén predice que las mujeres de entre 31 y 45 años corren el mayor peligro

09 nov 2022 . Actualizado a las 22:36 h.

En la provincia de Pontevedra hay 15 mujeres víctimas de malos tratos que están en riesgo alto de ser asesinadas o de recibir brutales palizas. Así lo predice el sistema VioGén desarrollado por el Ministerio de Interior, que se vale de un algoritmo y de inteligencia artificial para evaluar el peligro de sufrir un inminente ataque letal o grave por parte del maltratador. A fecha del 31 de octubre, no hay catalogada ninguna mujer en situación de riesgo extremo, según el programa. La mitad de las 15 en situación más delicada tienen entre 31 y 45 años.

Si la máquina detecta un nuevo caso de riesgo alto o extremo, envía una alerta notificada a los policías que hacen seguimientos a la víctima y un agente la telefonea para preguntarle si todo va bien o acude un coche patrulla a peinar el barrio por si está merodeando el posible agresor.

La misma clasificación se realiza para los menores que están a cargo de la víctima y que se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad.

En septiembre, VioGén mantenía activos en la provincia de Pontevedra 20 casos de víctimas de violencia de género en riesgo alto de sufrir un ataque grave o letal a manos de su maltratador. En octubre las redujo a 15 y en agosto solo había ocho. En enero eran 22, por lo que a lo largo del año se ha reducido casi a la mitad el peligro de que una víctima de violencia de género sufra un ataque grave o letal por parte de su maltratador.

Tres muertes

El área de Vigo concentra más de un tercio de los casos. Este año han fallecido dos mujeres, pero ninguno se considera violencia de género. En el primer caso, una mujer acuchilló en Reyes a su marido y se mató con pastillas. Por otro lado, está en estudio si el crimen de la calle Zamora, donde un electricista de baja laboral mató a puñaladas a su vecina María Jesús Cruz tras una riña por ruidos, se puede catalogar como feminicidio al no existir una relación sentimental entre ambos. Además, en mayo, la viguesa Clotilde Rodríguez, de 81 años y pescantina jubilada del mercado de O Berbés, fue asesinada supuestamente por su marido en un piso de Tenerife.

En los casos de riesgo alto o de especial relevancia, la máquina, luego supervisada por policías especializados que afinan los resultados, detecta una especial combinación de pistas y detalles que aumentan de manera significativa la probabilidad de que el agresor ejerza sobre la víctima «violencia muy grave o letal». Esta situación se da únicamente en casos de riesgo medio, alto o extremo. En total, en la actualidad hay 1.366 casos activos de víctimas que son objeto de seguimiento policial, pero solo el 1,1 % están calificadas como de riesgo alto. Otros 595 expedientes se refieren a menores a cargo de las denunciantes.

En la franja de 18 a 30 años, hay 309 casos activos. De estos, cuatro jóvenes están en riesgo alto, 58 en medio, 143 en bajo, y a 104 no se lo aprecian. El perfil de víctima con edades comprendidas entre los 31 y los 45 años es el que suma más situaciones de peligro. Ahora mismo, hay siete casos de riesgo alto activados. De los 593 seguimientos policiales que se hacen en la provincia a víctimas de mediana edad, otros 101 casos son de riesgo medio, 268 bajo y en 217 no se aprecia. La siguiente franja de edad con más expedientes activos es la de mujeres de 46 a 64 años, con 404 casos.

Desde que arrancó el programa VioGén, en marzo del 2019, la inteligencia artificial ha detectado 41 casos de especial relevancia de riesgo extremo en la provincia y 321 de riesgo alto.