Sanidade quiere que los médicos puedan dar a la vez la baja y el alta por covid desde esta semana

Ángel Paniagua / Cristina Porteiro REDACCIÓN / LA VOZ

VIGO

Esperas en un centro de salud en Narón
Esperas en un centro de salud en Narón JOSE PARDO

Feijoo asegura que cada día se están tramitando entre 7.000 y 8.000 incapacidades por el coronavirus

17 ene 2022 . Actualizado a las 17:05 h.

La Xunta confía en que esta misma semana los médicos de familia podrán empezar a agilizar las incapacidades temporales por coronavirus, tramitando la baja y el alta laboral al mismo tiempo. Será una manera, según el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, de reducir la burocracia que tienen que ejecutar a diario los centros de salud y que tiene saturados a los médicos de atención primaria. Actualmente, cuando un ciudadano da positivo en una prueba diagnóstica y no puede teletrabajar, el médico lo llama para tramitarle la baja. Si todo va bien, siete días después del contagio se tramita el alta. Este papeleo lo hace el médico de cabecera y, en un momento como el actual, con una cantidad tan grande de pacientes, esto contribuye a saturar las consultas de los centros de salud, ya que se trata de citas a mayores de las habituales. Por eso, la Xunta ha solicitado al Gobierno que se permita prescribir la baja y el alta a la vez.

Según ha explicado el conselleiro de Sanidade, al Ministerio de Seguridad Social le vale la solución que propone el Gobierno gallego, «pero o non queren que lle mandemos a alta ata o día sete». Sanidade está haciendo una adaptación de su sistema informático para que el médico puede hacer la baja y el alta a la vez, pero que esta última quede retenida hasta el día séptimo y en ese momento se tramite sola. Ni el paciente ni el médico percibirán todo esto. Comesaña cree que esta misma semana podrá quedar habilitado el sistema.

Siete días es lo que dura el aislamiento por covid-19 según el último protocolo del Sergas, aunque en realidad son siete de aislamiento siempre y cuando en los últimos tres días hayan desaparecido los síntomas de la enfermedad provocada por el coronavirus. Después, hay tres días más que no afectan a la baja laboral y que se consideran de vigilancia, en los que el paciente debe controlar especialmente la aparición de síntomas y el uso de medidas de protección.