El alcalde Abel Caballero y el campeón mundial de ajedrez Karpov firman tablas en Vigo

E. V. Pita VIGO

VIGO

E. V. Pita

El regidor vigués y el gran maestro ruso se dieron la mano tras perder alfiles y caballos. En su duelo, recrearon una mítica partida de los años 70.

25 sep 2021 . Actualizado a las 23:58 h.

Ganar era imposible pero Caballero amarró un empate técnico. Tras 22 movimientos, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, acorraló a la torre blanca del gran maestro Karpov y le ofreció firmas tablas en una «partida histórica» celebrada en la tarde del sábado, como cierre del torneo de exhibición Master Chess en el centro comercial Travesía de Vigo. El ruso, que estaba invitado a jugar con los niños, aceptó el arreglo y le tendió la mano al regidor vigués para firmar tablas tras quince minutos de juego. En su partida, recrearon una mítica partida de los años 70.

El que fue 16 años campeón mundial hizo feliz al alcalde, que definió a Karpov como «el mejor ajedrecista del mundo». Durante la partida, Caballero, que juega desde los seis años al ajedrez, siguió disciplinadamente una chuleta donde anotó a bolígrafo las 22 jugadas que le asegurarían las tablas. Porque, como él mismo admitió deportivamente ante 200 personas del público, «ganar es imposible».

Durante unos minutos, Caballero se sintió como un protagonista de la miniserie Gambito de Dama, de Netflix. Le había retado el gran maestro de ajedrez ruso Anatoli Karpov (Zatloust, 1951), campeón del mundo entre 1975 (en dura pugna con Fisher) y 1985. Recuperó el título en 1993 en el match contra Jan Timman en Yakarta. El alcalde de Vigo aceptó el «gran desafío» y se sentó ayer ante esta leyenda del tablero como cierre del torneo Travesía Vigo Master Chess, en el que participaron 40 jugadores. El escenario de la «partida del siglo» fue una mesa situada junto a un tablero gigante instalado bajo una carpa de la explanada del centro comercial. El público se preguntaba cuánto iba a aguantar el alcalde.