«Es un podio muy buscado»

x. r. c. VIGO / LA VOZ

VIGO

El vigués Ángel Suárez alcanzó el tercer puesto en la Copa el Mundo de Estados Unidos tras años luchando contra las lesiones y los avatares

21 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Ángel Suárez (Vigo, 1995) llevaba media vida deportiva buscando un podio en la Copa del Mundo de descenso, pero las lesiones y otros imponderables siempre se habían cruzado en su camino desde el día que cambió el motocrós por el ciclismo de montaña. Sin embargo, al fin hizo su sueño realidad en la última cita de la temporada en Estados Unidos con un tercer puesto que debe servir de punto de arranque de cara a la próxima campaña.

«Este es un podio muy buscado», comenta de regreso a Andorra, en donde ha montado su cuartel general porque allí está el centro neurálgico de su equipo oficial, el Commencal 21. En Estados Unidos todo fue rodado para el vigués: «Fue el momento en el que conseguí poner todo en orden -comenta tras repasar las peripecias de la temporada-. La bici funcionó como yo quería, me dio confianza para ir rápido y pude hacer todo sin sufrir ningún percance». Y eso que el circuito no era el más idóneo para sus características y que fue de los primeros en bajar. Tuvo que esperar por los tiempos de una veintena de rivales para verse en el tercer puesto. «Cuando quedaban cinco para salir (en la Copa del Mundo son cinco los que suben al cajón) y tenía el podio asegurado la verdad es que me costó muchísimo creérmelo», recuerda.

El piloto vigués no toma su visita al podio, la primera de un rider español desde al año 2007 en Vigo, como un punto y aparte. «Lo primero, es como un objetivo cumplido. Llevaba toda la temporada sintiéndome capaz, por fin lo conseguí y esto me da fuerzas para seguir adelante», indica mientras reconoce que tal y como iba la temporada, veía difícil poder firmar un puesto de honor. «Yo intento no rendirme nunca, pero en las últimas pruebas había estado fuera de los diez primeros y ya comenzaba a pensar que no era capaz de hacer lo que quería, pero al final pude dar mi mejor versión».