El famoso muro de la estación de Urzaiz

Jorge Lamas Dono
jorge lamas VIGO / LA VOZ

VIGO

Arquivo Pacheco

En el año 1929 se concluyó el paredón que aguanta el firme de la calle en el tramo cercano a la llegada de los trenes

13 sep 2021 . Actualizado a las 11:10 h.

«¡Por fin! Se construirá el muro en el talud de la estación» titulaba el diario Galicia el 1 de febrero de 1923. La efusividad era debida a la sensación de peligro que tenían los vigueses cuando pasaban en invierno por la calle de Urzaiz. Cuando cuarenta años antes se construyó la estación, la empresa MZOV creó un enorme talud de tierra entre la calle y el acceso a la estación. El crecimiento de la ciudad y la llegada del tranvía y los camiones agravó la sensación, especialmente cuando las lluvias socavaban aquella montaña de tierra.

Tras aquel titular se daban algunas claves: «El Estado tiene concedido un crédito de 137.051,98 pesetas, habiendo una diferencia entre este y el importe del proyecto del Ayuntamiento de 33.981,44 pesetas, debiendo sufragar esta diferencia el municipio ya que se trata de embellecer esa parte de la ciudad».

En los días posteriores se fueron apagando el triunfalismo. La clave del retraso estaba en la posición de la compañía de ferrocarril. «Después de muchos años de discusión acerca de quién pagaría el paredón. Después de decidirse que fuese la compañía de ferrocarril, ha obtenido la empresa una sentencia que la exime de tal obligación. Es ahora el Estado quien ha de realizar la obra urgentísima si se ha de prever una posible hecatombe», añadía El Pueblo Gallego. «Pero parece aun así MZOV pone obstáculos al proyecto, pretendiendo que el muro se construya en tales condiciones que sobre él pueda edificar. Es decir, que después de haber logrado que se la exima de una obligación lógica, quiere utilizar en provecho propio lo que otros realicen», añadía.