Una subida salarial del 11 % aborta la huelga del principal proveedor de Stellantis

Luis Carlos Llera Llorente
luis carlos llera VIGO / LA VOZ

VIGO

Oscar Vazquez

Los trabajadores de Faurecia volvieron a la factoría después de refrendar un preacuerdo tras la 13 reunión maratoniana

10 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los trabajadores de Faurecia Asientos de Galicia se incorporaron ayer por la tarde a la fábrica después desconvocar una huelga indefinida que comenzó a las seis de la mañana y que fue secundada mayoritariamente. Tras una intensa negociación, a las dos de la madrugada, se llegó a un preacuerdo que fue ratificado por los trabajadores ayer por la mañana. Los representantes de los trabajadores lograron el acuerdo tras una ronda de 13 reuniones Los empleados van a cobrar un 11,4 % más en tres años, según el presidente del comité de empresa, Avelino Barros. También va a tener una paga fija que antes era variable. La empresa garantiza recuperar la estructura salarial y mantener el empleo tres años.

La empresa es el principal proveedor de asientos de la fábrica de Stellantis. En la factoría ubicada en el polígono de Valadares se producen 50 asientos a la hora para tres modelos de coches, el Peugeot 2008, la Citroën C-Elysee. Stellantis preveía la convocatoria de paros en uno de sus principales proveedores y fue acumulando stock de vehículos a los que irá dando salida.

En un censo de 347 trabajadores votaron a favor de desconvocar la huelga 202, con un total de 185 síes y 22 noes. Estos querían continuar con los paros porque uno de objetivos que queda pendiente es poder prejubilarse a los 60 años ya que, según el comité, se producen muchas lesiones y enfermedades laborales por los trabajos repetitivos. Para ello proponen crear una caja o fondo común entre los trabajadores y la empresa de manera que se fueron aportando cantidades para poderse prejubilar a los 60 con el 75 % de la paga. Habría que llegar a un acuerdo con la Seguridad Social. «Al ritmo que se está trabajando hoy día hay mucha gente que a los 60 años va a tener problemas serios de salud, con muchas lesiones», dice en el comité de empresa. Antes de las vacaciones estivales se iba a convocar también una huelga pero se aplazó la decisión a la espera del resultado de una nueva ronda de negociaciones que tuvo lugar el pasado día 2. Los trabajadores reclamaban sobre todo tener las mismas condiciones que otras empresas fabricantes de componentes de la automoción. Los sueldos son sensiblemente más bajos, según sostienen desde el comité de empresa. Para paliar la situación pedían para este año una paga no consolidada de 1.200 euros, es decir cien más al mes para las categorías laborales más bajas. Los oficiales de primera e ingenieros cobrarían 50 euros mensuales más pero estos sí serían consolidables. El 2002 serían 100 euros más lineales para oficiales de primera y categorías superiores.