Coruxo paraliza una humanización

Luis Carlos Llera Llorente
Luis Carlos LLera VIGO / LA VOZ

VIGO

Luis Carlos Llera

Los vecinos boicotean las obras porque quieren que se consulte con ellos

06 sep 2021 . Actualizado a las 05:05 h.

Decenas de vecinos de Coruxo paralizaron ayer las obras de humanización de la calle José Rivas, un poco más arriba de la entrada del centro de salud. Lo hicieron para protestar porque habían pedido una entrevista con los responsables municipales y no se la concedieron, ya que no están de acuerdo con la manera de ejecutar el proyecto para mejorar la calle. Una treintena de vecinos se atravesaron en el vial impidiendo que las máquinas continuasen haciendo su labor. La Policía Local fue alertada, se personó en el lugar y habló amablemente con los movilizados, que se disolvieron más tarde sin ningún tipo de incidentes. El corte del tráfico rodado y de las obras fue desde las nueve hasta las once de la mañana.

El presidente de la asociación de vecinos de la parroquia, Emilio Pérez, dijo que no descartan más movilizaciones si no se escuchan sus reivindicaciones. Los residentes reclaman que las aguas pluviales se canalicen bajo tierra. Actualmente se mantiene una de las acequias en un lateral de la calle. Hace un talud en el que es fácil meter el pie y tener una lesión. Además, piden que las aceras tengan anchura suficiente para que puedan circular sin dificultad las sillas de ruedas. En la zona vive mucha gente mayor y está situada en un lugar de mucho tránsito, junto al colegio Divino Salvador y el centro de salud. El vial comunica la parte inferior de la parroquia con la carretera de Camposancos, donde también hay un colegio público con muchos alumnos.

La calle se construyó hace más de cincuenta años con aportación de los vecinos ya que era un camino, según recordaba ayer uno de los que participó en los trabajos, Emilio Alonso.