Inversores vigueses se apuntan a los videojuegos que pagan por hacer tareas

E. V. PITa VIGO / LA VOZ

VIGO

Gema García

Previa cuota, regar 15 plantas virtuales al día puede reportar 400 euros al mes

22 ago 2021 . Actualizado a las 01:23 h.

Ganan entre 300 y 400 euros al mes por jugar media hora al día. Decenas de vigueses consiguen un sobresueldo por participar en partidas virtuales que ofrecen recompensas por regar 15 plantas al día o encontrar tesoros. Algunos participan en Axie Infinity (que tiene un millón de seguidores en todo el mundo) y otros a Plant vs Undead (ambientado en un planeta de plantas). Estos juegos de criaturas virtuales no están exentos de riesgos para el inversor, pues pueden fracasar y cerrar súbitamente, y han generado polémica. Es una versión web de Pokémon pero basado en la tecnología blockchain y NFT. Los jugadores solo pueden participar tras comprar tres criaturas (denominadas axies), lo que requiere una inversión de unos mil euros, y, cada vez que cumplen una misión cobran en la criptomoneda del juego, como AXS o SLP. El juego paga las recompensas con el dinero que recauda con la entrada de nuevos jugadores y con la subida de la cotización de su divisa.

Mar Aviar, viguesa de 47 años, es contable en una multinacional logística. En mayo, hizo un curso de Agalbit para conocer el mundo de las criptomonedas. Allí conoció el juego Plant vs Undead, en el que participa con el perfil de jardinera. Cobra por regar plantas de las demás tierras y si crecen generan criptomonedas. «Siendo jardinera necesitas menos inversión y tiempo. Mi misión son 15 riegos al día. En media hora acabas y tranquilamente puedes sacar 300 euros al mes y de ahí para arriba», dice. Su recompensa la invierte en monedas de otros juegos que «quizás den el sorpresón». Es precavida porque alerta de que hay fraudes realizados por piratas informáticos que crean perfiles falsos de juegos y réplicas que no existen para saquear las billeteras de criptomonedas de los usuarios.  

Añade que en los próximos meses van a lanzar un juego como el Pokémon pero bajo la tecnología blockchain y con la polémica moneda dogecoin como recompensa.