Descubren seis muros del siglo XIX con las obras del túnel de la Porta do Sol de Vigo

alejandro martínez VIGO / LA VOZ

VIGO

El Concello cambia el proyecto para no dañar las estructuras de granito

27 jul 2021 . Actualizado a las 08:29 h.

El equipo que lleva a cabo el control arqueológico de las obras del túnel de la Porta do Sol ha podido documentar hasta seis estructuras de muros de granito inéditos que podrían datar del siglo XIX bajo la calle la calle Policarpo Sanz. Los expertos creen que podrían tener relación entre sí y con un enigmático pasadizo subterráneo que apareció durante los sondeos previos que se realizaron en 2017 y 2018 para conocer el potencial arqueológico del subsuelo. Este paso subterráneo está alterado por el centro de transformación de Fenosa instalado en su interior, pero su estado de conservación es bueno. De cronología contemporánea, no se pudo determinar hasta ahora su función exacta. Tiene 18 metros de longitud y 2,10 de altura. Se accede al mismo desde la rúa dos Canos. La parte más estrecha está construida en bóveda de cañón hecha con piedras de granito, mientras que el resto tiene el techo plano.

El pasadizo y los muros que acaban de salir a la luz podrían formar parte del mismo puzle de la antigua configuración urbana, que ahora los arqueólogos tratan de componer. Trabajan con planimetrías antiguas y bibliografía para interpretar estos hallazgos.

Los muros presentan alzados considerables, de cuatro a cerca de siete metros. Se trata del descubrimiento más interesante que ha realizado por el momento el grupo dirigido por la arqueóloga Sandra González Parente, de Anta da Moura. Su interés histórico radica en que podrían formar parte de aquel nuevo Vigo que se expandió tras el derribo de la muralla levantada a mediados del siglo XVII y cuyo único resto que queda hoy visible son las ruinas del Castelo de San Sebastián. Cuando pasaron los momentos de inseguridad, dicha muralla suponía un atranco para la expansión urbana, por lo que se derribó en 1869.