Vigo se asoma a restricciones en la hostelería por la explosión de casos de covid

Ángel Paniagua Pérez
Ángel Paniagua VIGO / LA VOZ

VIGO

XOAN CARLOS GIL

Los municipios de Oia, Mondariz-Balneario, Tomiño, Nigrán y O Porriño también apuntan a limitaciones; el área sanitaria supera los mil enfermos por primera vez desde febrero

12 jul 2021 . Actualizado a las 21:34 h.

Los concellos del área sanitaria de Vigo, y singularmente la ciudad, se encaminan a nuevas restricciones, ante el explosivo avance de la epidemia de coronavirus. Mañana se reúne el comité clínico que asesora a la Xunta de Galicia en la gestión de la pandemia, en una reunión de la que saldrán las nuevas limitaciones que aprobará la Consellería de Sanidade. Los números abocan a la ciudad y a otros municipios a las limitaciones en la hostelería. No queda otra. Cuando un municipio supera una incidencia de 150 casos nuevos por cada cien mil habitantes en dos semanas, entonces empiezan las limitaciones en la hostelería, con el nivel medio (las terrazas con los aforos limitados al 50 % y los interiores al 30 %). A partir de 250, hay otro salto de nivel (terrazas al 50 % e interiores cerrados); y el siguiente es a los 500 (cierra la hostelería). Según las últimas cifras, difundidas este lunes por el Servizo Galego de Saúde pero con datos del domingo, Vigo está en 229.

Eso lo coloca, automáticamente, en el nivel medio. Pero no se puede descartar que se pueda imponer el cierre de los interiores de la hostelería, o sea, el nivel alto. Primero, porque las cifras no están actualizadas y es probable que mañana sean peores. Segundo, porque la tendencia es a un empeoramiento muy grave y muy veloz: hace una semana la incidencia era de 89, así que se ha multiplicado por 2,6 en siete días, lo cual es inaudito. Tercero, porque ese es el dato de incidencia a 14 días, pero si la actual incidencia a siete días se mantiene, la próxima semana será de 338. Y cuarto, porque a lo anterior se suma que las restricciones entran en vigor el sábado, cuando la situación actual ya sea cosa del pasado.

Todo esto pinta un escenario complicado para la ciudad. Pero también para otros municipios. De los 26 que forman el área sanitaria de Vigo, solo dos tienen restricciones (Redondela y Salceda de Caselas) y ambos están en nivel medio. Pero Oia (426) y Mondariz-Balneario (entre 250 y 500, el Sergas no aclara cuántos) ya tienen incidencias superiores a 250 contagios por cada 100.000 personas, como para estar en el nivel alto de restricciones, y Redondela (233) se acerca. Además, Tomiño (147), Nigrán (141) y O Porriño (134) se acercan mucho a la incidencia de 150 que obliga a restricciones de nivel medio. 

Todo esto es fruto de una semana de infarto. El conjunto del área sanitaria de Vigo tenía hace siete días 429 enfermos de covid-19 en fase activa y ahora son 1.058. Son más del doble en solo siete días. Y hay que tener en cuenta que de la cifra de casos activos se van restando todas las altas que se producen por curación. Pero en las últimas 24 horas se notificaron 117 nuevos contagios de la infección provocada por el coronavirus y que en los últimos siete días hubo cinco en los que se superaron los 100 casos nuevos.

Más de mil enfermos de covid-19 es una cifra que no se veía desde finales de febrero, cuando estaba bajando la tercera ola de la pandemia. No hay ninguna otra área sanitaria en esos niveles. La buena noticia es que el número de enfermos que están ingresados apenas varía: solo cinco personas están en planta en el Cunqueiro. El hecho de que la mayoría de los contagiados sean jóvenes es un factor de buen pronóstico, y aunque hay muchos vacunados que están volviendo a infectarse, lo hacen de forma asintomática. 

Los contagios en jóvenes llevan a infectar a personas ya vacunadas

Ángel Paniagua

Todos los adjetivos se quedan cortos para describir el ritmo al que está evolucionando la pandemia de covid-19 en el área sanitaria de Vigo en los últimos días. La curva de contagios del coronavirus tiene un punto de inflexión claro: San Juan. Hasta ese momento, los nuevos casos iban cayendo a un ritmo moderado. La vacunación avanzaba y la situación estaba tranquila. El 23 de junio la incidencia acumulada a 14 días del área sanitaria de Vigo, el indicador de referencia para medir la evolución de la epidemia, fue la más baja desde agosto del año pasado. En dos semanas se habían detectado 25 casos nuevos por cada cien mil habitantes. Ayer eran 151. Son seis veces más en solo 17 días.

Seguir leyendo