Topónimos perdidos de la antigua parroquia de Santiago de Vigo

Jorge Lamas Dono
jorge lamas VIGO / LA VOZ

VIGO

Archivo Pacheco

Abreo, Feixoo, Telleiro o Saaviña son algunos de los nombres de lugar que ya no se conservan en un territorio hoy muy urbanizado

11 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En 1763, el gobierno de España realizó un estudio de todos los pueblos para conocer cuánto debían pagar en impuestos al Estado. Aquel interrogatorio conocido como la real y única contribución sirve hoy en día para conocer muchos aspectos de la vida de los pueblos de entonces. Por ejemplo, a través de aquella encuesta es posible acercarse a la toponimia de la época.

Son nombres de lugares que sirven de referencia para ubicar las propiedades de los habitantes de una parroquia. Algunos de ellos siguen en vigor, pero otros muchos han desaparecido. Es especialmente interesante centrarse en la antigua parroquia de Santiago de Vigo porque el cambio en el paisaje experimentado en ella ha sido tan grande desde entonces que muchos de los antiguos nombres han desaparecido con el nacimiento de las actuales calles.

De los que se conservan aparecen Areosa, A Calzada, A Barxa, O Couto, Ribadavia, Roupeiro y el propio Santiago de Vigo. Cuando en esa época se refieren a esa denominación, no están situándola en la actual ubicación de la iglesia de ese nombre. Más bien, se refieren al espacio en torno al antiguo templo que estuvo situado hasta finales del siglo XIX más abajo del actual Centro Comercial de la Plaza Elíptica.

 Campo das Hortas

Relacionado con la Barxa, en ocasiones le añaden el topónimo Hortas sin que sepamos exactamente a qué lugar se referían, pero se supone que estaría cercano a la actual calle Serafín Avendaño. A veces, también hay referencias a Campo das Hortas. Este topónimo también aparece en los documentos de la villa de Vigo, por lo que es probable que fuese una zona de transición entre ambas parroquias religiosas.

En el listado de lugares de la parroquia aparece el Pito, lugar cuyo nombre se conservó hasta hace unas décadas debido a la fuente que allí había. A través de la fotografía que ilustra esta entrada se puede ver un lavadero que había junto a la fuente. Estaba situado este lugar en el entorno del cruce de Urzaiz con la Gran Vía.

Otro nombre perdido, pero que se conoce, más o menos, su ubicación es A Fervenza, que naturalmente hace alusión a una caída de agua. Este lugar estaba situado en el entorno de la calle Velázquez Moreno, espacio de abundantes aguas subterráneas. Sería una zona limítrofe con la villa de Vigo porque también aparece en la documentación de la parroquia de Santa María de Vigo.

También podemos intuir la situación del topónimo Convento ya que en esta parroquia había un convento de monjas en donde hoy en día comienza la calle Inés Pérez de Ceta. Podría estar relacionado con esta zona el nombre de Mosteiro.

También podemos situar en el entorno de las plazas de Fernando el Católico e Isabel la Católica el Cotomondongo, aunque en la única referencia que aparece en el interrogatorio se le nombra como Coto Mondango, quizá por un error del escribano encargado de recopilar los datos de esta parroquia.