«La gente está alarmada con el botellón, no quiere volver a padecer lo de los años noventa»

María Jesús Fuente Decimavilla
maría j. fuente VIGO / LA VOZ

VIGO

Vecinos y hostelería reclaman filtros policiales para evitar las aglomeraciones

29 jun 2021 . Actualizado a las 01:02 h.

El regreso de los botellones al Casco Vello y a la zona del Náutico preocupa a vecinos y hosteleros, en especial a los habitantes del barrio antiguo, que temen su rebrote. «La gente está alarmada con el botellón, no quiere volver a padecer lo de los años noventa», comenta Fiz Axeitos, portavoz de la asociación de vecinos Casco Vello. Temen que esta práctica siga prosperando, vaya a peor y vuelvan los tiempos en los que la población del barrio pasaba las noches en vela. A diferencia de la zona de Montero Ríos y de la plaza de la Estrella, donde el espacio es mucho más amplio, el problema en el barrio antiguo se agudiza por las calles estrechas y pobladas, de ahí que afecte más al vecindario.

«Al tema del ruido se suma el de la suciedad, cómo queda después todo, por mucho que vengan a limpiar, siempre quedan restos. En la puerta del local de la asociación tienes que echar calderos de agua para eliminar las meadas», indica el representante vecinal.

El hecho de que la calle más afectada sea Teófilo Llorente es achacado por los vecinos a algún local que tuvo «prácticas no muy aconsejables durante la pandemia» y ahora se están recogiendo las consecuencias. Otra calle en la que sufren el mismo problema, aunque con menores dimensiones, es Eduardo Chao.