Las playas del área de Vigo tienen este verano más aspirantes a socorrista que nunca

Monica López Torres
M.Torres CANGAS / LA VOZ

VIGO

M.MORALEJO

Cangas ya completó la plantilla y en el Miñor hay 80 candidatos para 31 plazas

18 jun 2021 . Actualizado a las 01:51 h.

Conseguir socorristas para vigilar las playas es el rompecabezas anual de muchos municipios. Pero este año, las cosas se presentan más fáciles. Al menos para varios de los concellos del área de Vigo. De antemano, es el verano con más socorristas en cartera ya que en comarcas como la de O Val Miñor, los candidatos casi triplican las plazas que se ofertan.

Cangas ha sido el más madrugador y el día 15 ocuparon sus puestos un total de 18 socorristas, según confirma la concejala de Playas, Aurora Prieto. Todos los arenales se han balizado, como el año pasado, cuenten o no con bandera azul. Cangas zanjó el problema de falta de socorristas, que el año pasado limitó el servicio a los arenales de Rodeira, Areabrava y Nerga, contratando con una empresa externa el servicio de vigilancia, salvamento y asistencia sanitaria de primeros auxilios. «Este año habrá servicio en las siete playas con bandera azul, que son Menduíña, Areabrava, Nerga, Areamilla, Rodeira, Liméns y Melide hasta el 15 de septiembre», indicó Aurora Prieto. La plantilla se completará con tres auxiliares y tres patrones de embarcación.

En la Mancomunidad de O Val Miñor hay overbooking, al menos de aspirantes. Nadie se atreve a echar las campanas al vuelo tras años en busca de profesionales para intentar cubrir las plazas de la comarca miñorana. La respuesta de la convocatoria para esta temporada anima a ser optimistas. 80 personas realizarán las pruebas la próxima semana para acceder a los 31 puestos de socorrista que oferta el organismo comarcal, confirmó el presidente y alcalde de Gondomar, Francisco Ferreira. En el 2019 la Mancomunidade subió un 12 % los sueldos para atraer más profesionales y el año pasado el Concello de Nigrán organizó un curso gratuito que permitió a ocho vecinos obtener el diploma oficial en septiembre. Los socorristas que finalmente firmen los contratos percibirán un salario de 1.296 euros al mes, mientras que el coordinador del servicio cobrará 1.410, según la tabla que plantea la Mancomunidade. Las mismas cantidades desde 2019. Esperan conseguir 17 para Nigrán y 14 para Baiona que puedan estar operativos a 1 de julio. Las banderas azules no se pueden izar sin un determinado número de socorristas y Baiona necesita cuatro para A Ladeira y dos para cada playa urbana (Santa Marta, A Ribeira, A Barbeira, Os Frades y A Concheira).

Los resultados animan también al optimismo en Redondela. «Temos doce aspirantes para oito prazas así que somos optimistas e esperamos poder cubrir todos os postos, pero sempre hai que ser precavido», indica la concejala de Interior, Marta Alonso. Su procedimiento aún está en marcha, pendiente de las pruebas, al igual que en Moaña y en A Guarda.

En la villa de la desembocadura del Miño están pendientes de que la Xunta resuelva la subvención, «porque ya van con retraso», pero ya han avanzado los trámites con el Inem para intentar conseguir los seis socorristas que necesitan. En Moaña, también con pruebas de selección aún, esperan tener 6 socorristas y 2 patrones para el 1 de julio, indicó el edil de Medio Ambiente, Odilo Barreiro.

«Haberá concellos da provincia que queden con vacantes sen cubrir»

La asociación de socorristas de O Morrazo no las tiene todas con ellos. Su presidente, Rubén Paz, considera que, al no haberse formado más profesionales, «haberá Concellos que queden con prazas vacantes». El portavoz de este colectivo, que constituyó como la primera asociación de socorristas de Galicia para luchar por dignificar la profesión, insiste en la necesidad facilitar el acceso a las acciones formativas y en conseguir mejoras laborales. La dificultad para acceder a los cursos de capacitación fue lo que llevó al Concello de Nigrán a organizar un curso gratuito para fomentar el empleo local con una profesión en alta demanda.