Protección Civil de Vigo vuelve a resquebrajarse por falta de medios

alejandro martínez VIGO / LA VOZ

VIGO

Miembros de la agrupación local, que ya venía de sufrir una escisión, urgen la convocatoria de elecciones tras caducar el mandato de la actual gestora

16 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La falta de medios para desarrollar su trabajo está provocando nuevas tensiones en la agrupación de voluntarios de Protección Civil. Un sector crítico con la actual gestora demanda la convocatoria de elecciones porque el mandato de la coordinadora ya ha caducado y es necesario buscar una solución a los problemas que actualmente impiden ofrecer un servicio de calidad a los ciudadanos.

Señalan que uno de las cuestiones más graves es la falta de unas instalaciones adecuadas. «Nuestra base es inhumana», denuncian los voluntarios Dani Vales, Marcos Portela, Aron Hidalgo y Carlos Casal. Las dependencias de la calle Pi y Margall están llenas de humedades y ofrecen un aspecto insalubre, como muestran en un dossier fotográfico. «Llevan cuatro años prometiendo instalarnos en otra base, pero nunca llega», lamentan.

Denuncian que el parque móvil es deficitario. Actualmente solo cuentan con dos vehículos operativos para un total de 80 voluntarios. Hay otros vehículos, pero no funcionan. Uno de ellos se encuentra averiado desde hace más de dos meses. «No enciende y no se sabe el porqué», señalan en un informe en el que dan cuenta de sus carencias. Otro automóvil era una ambulancia que se ha desguazado y no sirve para transportar personas ni para material ni como puesto sanitario móvil y, además, se encuentra sin pasar la ITV. Otro coche tampoco se encuentra operativo al estar sin rotular. «Hay una moto que funciona un día sí y dos no. Solamente disponemos de dos bicicletas operativas que actualmente se encuentran guardadas bajo llave y no se permite su uso», señalan. Existen además dos remolques de emergencias que se encuentran en un estado ruinoso.

Sin mantenimiento

El material que utilizan en sus salidas tampoco se encuentra en mejor estado. Señalan que la coordinadora no tiene conocimiento del material que hay en la base y que está totalmente inutilizado por falta de mantenimiento. «Bombas de achique, grupos autónomos, mangueras, motosierras, equipo de iluminación, herramientas de mano, tiendas, señales... Un sinfín de material está totalmente inutilizado», afirman en su informe. Denuncian además que apenas quedan equipos de comunicaciones porque se los han ido llevando y no han sido devueltos. La farmacia también adolece de mucha falta de material y el que hay está a punto de caducar si no lo ha hecho ya. «La responsable hizo una lista de imprescindibles y se ha ignorado», señalan en una larga lista de deficiencias que han puesto por escrito.

Daniel Vales señala que hay malestar en la plantilla porque aún no están vacunados, a pesar de encontrarse muy expuestos al virus en su labor diaria. Los voluntarios ya han aportado sus datos para que el Concello gestione ante el Sergas las vacunaciones, pero desconocen en qué estado se encuentra la tramitación.

El año pasado decidieron plantarse durante la temporada de Navidad, pero aseguran que no sirvió para nada. El Concello acabó contratando a una empresa privada para controlar los aforos en las principales calles del centro. Otra cuestión que no comparten es que, con la pandemia, han dejado de realizar servicios de emergencias. Mientras en otras localidades las agrupaciones de voluntarios han salido a la calle a repartir mascarillas, alimentos, «la coordinadora, apoyada por el Concello, decidió meternos en casa». «La presidenta en funciones, que tenía que haberse ido ya, no nos apoya y hace siempre lo que diga el Concello», lamentan estos voluntarios.

Denuncian problemas en la gestión económica. «No tenemos crédito con los proveedores. Están sin cobrar desde hace más de dos meses y son reacios a seguir trabajando con nosotros», señalan. Denuncian que están perdiendo visibilidad al perder servicios de gran afluencia ciudaana, como el Celta o el Ifevi. Denuncian que cuando perdieron la colaboración con estas entidades no se recogió el material, necesario para otras intervenciones ciudadanas.