La Torre de Meira derribada por los irmandiños vuelve a vigilar la ría

Monica López Torres
mónica torres MOAÑA / LA VOZ

VIGO

Árbore Arqueoloxía

La insólita aparición de cien sillares permite alzar el conjunto

15 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La cooperativa Árbore Arqueología ha rematado la restauración de la Torre de Meira y ha conseguido reconstruir parte de esta fortaleza medieval que corona el monte de A Torre, mirador de excepción sobre la ría de Vigo. La adjudicataria de los trabajos de puesta en valor de este enclave, promovidos por el Concello de Moaña y la comunidad de montes de Meira, consiguió localizar durante la intervención más de un centenar de sillares de la torre original. «O certo é que pensamos que a parte que se coñecía ía estar mellor conservada, pero nunca pensamos tampouco recuperar tanto material, así que poidemos restaurar ata dous metros de altura nunha zona e setenta centímetros noutra», explica el arqueólogo Benito Vilas. La localización de esos sillares, «de entre 100 e 500 quilos de peso», pertenecientes a la torre que mandó construir la mitra compostelana a finales del siglo XIV o inicios del XV fue clave para la restauración en esta zona excavada de 54 metros cuadrados de superficie.

«Estamos moi satisfeitos porque cremos que quedou realmente espectacular. O máis sorprendente foi poder restaurar con este perpiaño, que tamén é fundamental para avanzar no coñecemento científico», resalta el experto de Árbore Arqueoloxía.

La torre restaurada fue derribada en primer lugar por los irmandiños en el año 1468 y después por Pedro Álvarez de Sotomayor, también conocido como Pedro Madruga, que mandó al magistrado Juan Fernández que la destruyera totalmente, «hasta el suelo», en 1476. Seis siglos después vuelve a tomar forma con la idea de arrojar luz sobre la historia local facilitando su conocimiento. Árbore Arqueoloxía también ha descubierto que la torre no tenía una puerta en superficie sino en altura. El proyecto se completará con la señalización del conjunto.