Una supuesta «broma» de maltrato moviliza a varias patrullas de la Guardia Civil y de bomberos durante 10 horas en Tomiño

Monica López Torres
Mónica Torres TOMIÑO

VIGO

Mónica

Los servicios de emergencias estuvieron toda la noche desplegados tras recibir la llamada de una tercera persona, a la que la presunta víctima mandó un mensaje en el que decía que estaba siendo agredida

18 may 2021 . Actualizado a las 22:38 h.

La Guardia Civil, que mantuvo acordonada durante cerca de diez horas una céntrica calle de Tomiño para intentar dar con un supuesto maltratador, ha abandonado la búsqueda al no presentar denuncia la presunta víctima. Según indicaron fuentes de la Benemérita, el despliegue se produjo a raíz de la alerta de una tercera persona que recibió en su móvil un mensaje de la mujer en el que le decía que la estaban agrediendo y que dio parte a los servicios de emergencias. Las mismas fuentes señalan que la presunta víctima alegó que ese mensaje «fue una broma», por lo que se detuvo el operativo e búsqueda del supuesto sospechoso.

Varias patrullas, con el apoyo de dos dotaciones de bomberos de O Baixo Miño, cortaron parte de la calle Gondomar a las once de la noche a raíz de esa alerta y así permaneció hasta las ocho de la mañana, hora en la que se reabrió al tráfico, si bien la Guardia Civil continuó con un importante despliegue en la zona hasta que se abortó sin llegar a localizar al supuesto maltratador.

Las patrullas habían acudido al lugar alertados por una llamada que advertía de un posible caso de violencia de género en un edificio. Al llegar no localizaron al sospechoso, pero sí pudieron confirmar que estaba en el inmueble ya que además, varios vecinos lo ubicaron en el tejado del edificio, de dos plantas. Los bomberos permanecieron en vela también toda la noche para apoyar el operativo ante posibles contingencias y pasadas las ocho de la mañana abandonaron la zona.