El cierre repentino de las ludotecas impide conciliar a decenas de padres

El Concello suspende el servicio al concluir el contrato de la concesionaria


vigo / la voz

La repentina suspensión de las actividades de las dos ludotecas municipales ha generado mucho malestar entre las familias usuarias. La empresa Clece finalizó el contrato el jueves y el Concello no ha completado una nueva licitación para evitar que la actividad quede interrumpida.

Los padres que llevan a sus hijos a los centros infantiles de la Casa da Xuventude y de Coia recibieron una llamada el día antes para informarles del cierre y sin tiempo para poder organizarse. Les han anunciado que hasta el 15 de mayo no volverán a abrir las puertas porque tienen que realizar una serie de adaptaciones en los locales. Un cartel en la entrada informa que debido al comienzo de diversas labores de reforma y acondicionamiento estarán cerrados hasta nuevo aviso.

Hay alrededor de medio centenar de niños afectados. El aforo en estos espacios se ha limitado a un 50 % a causa del coronavirus.

Las ludotecas públicas permiten a los padres conciliar su vida familiar y laboral, sabiendo que sus hijos están en buenas manos realizando juegos educativos y socializándose con otros niños. No contar con este servicio les ha puesto en una situación difícil porque, con la actual situación de pandemia, no disponen de otras alternativas como actividades extraescolares o la posibilidad de dejar a sus hijos con personas no convivientes.

Sara, madre de un niño de ocho años, renunciará a sus clases en la Escuela de Idiomas para poder cuidarlo mientras no funcionen las ludotecas. «No me parece forma. Esto lo tenian que haber resuelto antes de llegar al día del plazo. En todo caso, haberlo prorrogado, pero no cancelar el servicio de golpe», se queja María, enfermera, también apunta que las ludotecas tenían que haber continuado abiertas y que las reformas se podían haber pospuesto para el verano. «Los niños salen y dicen que quieren volver y ahora con los abuelos no los podemos dejar», afirma.

«Este año no tenemos actividades extraescolares ni aulas matinales ni otros apoyos y esto nos venía de perlas para poder susbsistir», señala Ana, madre de dos niños de 2 y 6 años, que es de Huelva y carece de un entorno familiar de apoyo.

Servicio gratuito

Moisés destaca que las ludotecas son gratuitas y cumplen una función muy importante, sobre todo para las personas que no tienen medios para costearse un servicio privado. Una madre con un niño con necesidades especiales también lamenta la suspensión de las ludotecas en las que su hijo había avanzado muchísimo y estaba muy bien integrado con el resto de los niños.

Pero si el cierre temporal de las ludotecas ha sido una sorpresa para los padres, para el personal ha sido todavía aún mayor porque fueron los últimos en enterarse. «Supimos por los padres que no ya no teníamos que ir a trabajar», lamenta la educadora de la ludoteca de la Casa da Xuventude, Natalia González Monteiro. «Les han dicho que el cierre es por reformas pero eso no es cierto», añade. Esta trabajadora considera que es ilegal que la empresa les haya obligado a coger vacaciones hasta el día 30 y presentará una denuncia en el juzgado de lo Social.

La concejala de Marea de Vigo, Oriana Méndez, se hizo eco de las quejas de los padres y trabajadoras y denuncia la falta de previsión municipal. La mesa de contratación procedió esta semana a la apertura de las ofertas económicas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El cierre repentino de las ludotecas impide conciliar a decenas de padres