Esteban, el agitador del Coruxo

El murciano se enroló en enero en un «equipo mítico» y tras emergen en el derbi se reivindicó con su primer gol ante el Sporting B


vigo

Esteban López Moreno (Murcia, 1999) se ha convertido en el revulsivo del Coruxo. El extremo revolucionó el partido con el Celta B, aunque sin réditos, y repitió ante el Sporting B, volviendo loca a la zaga gijonesa y marcando el tanto del empate, el primero como jugador del equipo de Míchel Alonso, al que llegó el último día de mercado cedido por el UCAM Murcia B.

El murciano se estrenó entre la nieve en Guijuelo jugando apenas un minuto, después aumento su presencia a media hora en Pasarón y en O Vao hizo su tarjeta de presentación ante dos filiales. Con los rojiblancos tuvo 24 minutos y los aprovechó al máximo.

«Estas últimas semanas, el entrenador me ha dado la confianza de sacarme en los últimos minutos. Contra el Celta B no pudo ser porque ellos estaban muy armados atrás y esta semana con el Sporting B tuve la suerte de acompañar a Silva en la jugada decisiva», comenta Esteban, que elogia la jugada de su compañero que acabó con su gol: «Cuando Silva consiguió meterse en el área y me di cuenta de que podía meter el pase atrás y de que tenía que ganar ese metro para poder golpear de primeras». De hecho, no se lo pensó y metió el balón pegado al primer palo. «Es el segundo había mucha gente y sería más difícil», recuerda.

El gol suena a tarjeta de presentación de un jugador que siempre se ha movido en el frente de ataque, como media punta o extremo, y que se inició en el fútbol en el Montecasillas, el equipo de su pueblo, para a continuación enrolarse en el Plus Ultra y más tarde al juvenil A del Beniaján. Su estreno en categoría sénior fue media temporada en el Totana, porque ese mismo curso, en el mercado invernal dio el salto al UCAM. Era el mes de enero del 2019. Dos años después el Coruxo apareció en su vida. Recibió la llamada el día antes del cerrar el mercado. «Mi representante me dijo que el Coruxo se había interesado por mí, que era una oportunidad muy buena, que el Coruxo era un equipo para crecer», recuerda. No se lo pensó dos veces y dejó el filial del UCAM, con el que había marcado cuatro goles, para enrolarse en «un equipo mítico de Galicia». Para Esteban es la primera vez que abandona su casa y el fútbol murciano. «Siempre había estado jugando allí y para una vez que salgo lo hago a la otra punta de la península».

Profundidad y verticalidad

En su desembarco en O Vao, Míchel Alonso le pide «profundidad y verticalidad arriba», facetas que está demostrando desde su llegada. El próximo reto es alcanzar la titularidad, algo que no está nada fácil debido al nivel que se ha encontrado en el conjunto verde. «Hay un grupo buenísimo en el Coruxo, los jugadores son de muchísima calidad y este equipo me ha sorprendido para bien», comenta el atacante, que tampoco esconde que le ha costado un poco adaptarse al nuevo equipo, al clima e incluso a la idiosincrasia del grupo. «Aquí es todo más físico y se nota el campo», lo que no quiere decir no que se sienta cómodo: «Costó, pero ahora ya estoy adaptado y seguro que poco a poco me voy encontrando mejor». El domingo le llovieron las felicitaciones por el gol. «Me dieron la enhorabuena y me dijeron que siga así, que lo estoy haciendo bien».

De los objetivos no tiene ninguna duda. «Tenemos equipos de sobra para poder salvarnos», asegura sin pestañear Esteban. Una vez conseguido el objetivo, debe volver al UCAM para resolver su futuro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Esteban, el agitador del Coruxo