Preocupación en Sanidade por la evolución de Vigo, mientras Moaña y Gondomar suben a nivel medio

Jorge Lamas Dono
jorge lamas VIGO / LA VOZ

VIGO

Oscar Vázquez

El Sergas solo lograr hacer una prueba de antígenos en la primera experiencia en Peinador

31 mar 2021 . Actualizado a las 22:25 h.

La Consellería de Sanidade ha decidido aumentar el nivel de restricciones en los municipios de Moaña y Gondomar. Ambos ayuntamientos pasarán a partir de las 0.00 horas del próximo viernes al nivel medio. Este cambio implica que la hostelería podrá servir en el interior de los establecimientos pero con un aforo del 30 % y en el exterior, al 50 %. El municipio de Cangas, que tenía una evolución ascendente en cuanto al número de nuevos contagios, se queda en el mismo nivel medio en el que ya estaba. También los municipios de Baiona y Pazos de Borbén se mantendrán algún tiempo más en el nivel alto. En este y en el nivel medio hay libre movilidad entre ayuntamientos.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, admitió ayer que la evolución del área de Vigo es preocupante y que por eso se hará un seguimiento exhaustivo, especialmente en la ciudad, al alcanzar una incidencia acumulada en catorce días de 105,4 contagios por cada cien mil habitantes.

En el área sanitaria de Vigo sigue ascendiendo en el número de casos activos de covid-19. Son quince más que en el anterior informe, quedando ahora fijado en 589 personas convalecientes de la enfermedad. Con respecto al cribado masivo realizado el pasado fin de semana en Baiona, el Sergas informa que fueron citadas 4.449 personas, de las que acudieron 2.397 cribadas (un 53,8% de participación ). Se detectó solo un nuevo positivo entre todos ellos. La situación hospitalaria continúa en sentido descendente. Ahora solo quedan cuatro personas ingresadas en las ucis y otras 41 están en planta.

Aeropuerto

Por otro lado, ayer comenzó el cribado con antígenos a los viajeros que llegan al aeropuerto de Peinador. De momento, se probó el sistema que se aplicará en los próximos días. Tan solo una pasajera, procedente de Valencia y con escala en Madrid, se prestó a realizar la prueba. La intención de Sanidade es invitar a 450 personas a diario a realizar esta prueba, que permite comprobar en quince minutos si existe contagio.