Dos brotes en familias con origen común disparan los casos en Baiona y Gondomar

Ángel Paniagua Pérez
Ángel Paniagua VIGO / LA VOZ

VIGO

M.MORALEJO

Los contagios se iniciaron en un instituto de Vigo, al que acuden dos estudiantes, pero se considera que están controlados y no se espera que se extiendan; la hostelería está tocada porque tiene más restricciones de las que le tocarían

27 mar 2021 . Actualizado a las 23:12 h.

El crecimiento de los casos de covid-19 en Baiona ha sido muy acelerado. La Consellería de Sanidade se asustó y, en la reunión del comité clínico del martes por la tarde, se decidió que la villa pasase desde ayer al nivel alto de restricciones, en el cual los locales de hostelería solo pueden servir en las terrazas y con el aforo al 50 %. Es una estocada para el sector hostelero en la Semana Santa. Pero Sanidade manda.

Sin embargo, fuentes sanitarias que conocen la situación de Baiona explican que el crecimiento de casos se debe a un brote en una sola familia. Todo comenzó el martes de la semana pasada. En pocos días se detectaron cinco casos. El estudio de contactos llevó a diagnosticar trece casi de golpe. Han llegado a 20 casos.

En Gondomar la situación es similar: hay un brote en una familia con una decena de casos, pero en el municipio no hay más.

Los dos brotes están conectados porque su origen parece común: dos estudiantes del instituto San Tomé do Freixeiro, en Vigo, indican fuentes que conocen los casos.

Estas fuentes añaden que ambos están perfectamente delimitado, con todos los contagios vinculados y los contactos en cuarentena. Los médicos consideran que no van a extenderse más.

Y aun así, en Baiona se aplican restricciones más fuertes de las que le corresponden. Según los baremos que utiliza la Xunta, el nivel alto de restricciones se aplica con incidencias a 14 días de más de 250 casos. Baiona está en 165, en el límite justo para la restricción media (se aplica desde 150), que permite servir también en los interiores de los bares al 30 % del aforo. Gondomar mantiene restricciones bajas.

El Sergas ha lanzado un cribado en Baiona ante el crecimiento de los casos. Mañana se tomarán muestras para pruebas PCR en el pabellón municipal. Se va a citar a 4.500 personas. Si es cierto que el brote está delimitado, no hallará muchos positivos.

Pazos de Borbén, otra familia

Ayer, Sanidade decidió poner en nivel alto de restricciones al pequeño municipio de Pazos de Borbén desde el lunes. De nuevo, Pazos no llega al baremo de 250 casos por cada cien mil habitantes (es 205). Ha tenido seis y todos ligados a una familia y se consideran controlados.