De plantar semillas en macetas improvisadas a crear un huerto ecológico

María Jesús Fuente Decimavilla
m. j. fuente VIGO / LA VOZ

VIGO

El colegio A Doblada, de Vigo, participa en el programa Voz Natura

20 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El proyecto nació desde la educación infantil, cuando el alumnado plantaba semillas en macetas improvisadas que se colocaban en las ventanas del centro. De aquel germen del colegio de educación infantil y primaria A Doblada, surgió en el 2017 el proyecto O horto escolar ecológico dende a reciclaxe. En la iniciativa participan casi doscientos alumnos y 20 profesores.

Tras comprobar el éxito de las plantaciones en macetas y el interés que despertaba en los escolares, el colegio decidió seguir adelante y crear un pequeño huerto en el que el alumnado tuviese la oportunidad de observar el crecimiento de las semillas y plantas. Al mismo tiempo se trabajaría sobre la idea de la importancia de cuidar la naturaleza como fuente de vida y salud y el valor de la alimentación ecológica y sana desde la primera infancia.

Ante la escasez de recursos surgió la idea de reciclar lo máximo posible para crear ese huerto urbano en el centro escolar: botellas, garrafas de plástico, palés, cajas, jardineras, cañas de bambú y otros materiales.

Desde hace tres años cuentan con la colaboración del grupo ecologista Amigos da Terra con el que cada trimestre hacen una plantación por aula ayudados también por el profesor encargado de la huerta. «En este curso los seleccionados con Amigos da Terra son primero A y sexto A y B; cada año se va rotando de cursos. Además estamos seleccionados por el programa Voz Natura», explica la directora del centro y coordinadora del huerto, María del Carmen Vence.

Rúcula, remolacha, lechugas, cebollas, ajos, fresas, acelgas y plantas aromáticas son algunas de las variedades plantadas, aunque la idea es también añadir tomate Cherry, como ya hicieron en otra ocasión y del que posteriormente dieron buena cuenta los escolares. Cuando ya está a punto, el que quiere se lo lleva a casa o también se come en el centro, como han hecho con los batidos de fresa o las brochetas de frutas. «Hacemos un álbum con las fotos del huerto y cada profesor trabaja el tema para que aprendan a valorar la importancia de la naturaleza y de los alimentos», comenta Vence. El resultado también se plasma en un libro y en la web.

El centro presume además de su jardín, en el que tiene un cedro centenario protegido, y en el que han plantado dos liquidámbar americanos. Este año el proyecto ha tenido que adaptarse a las medidas anticovid y los grupos se han reducido para poder seguir adelante sin perder interés al ser esta la única actividad.

Voz Natura es un programa de la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre que cuenta con el patrocinio de la Consellería de Medio Ambiente, la Diputación de A Coruña, la Fundación Alcoa, El Corte Inglés y la Fundación Ramón Areces.