La Xunta defiende la apertura controlada de los pasos fronterizos con Portugal

VIGO

CONCHI PAZ

Alfonso Rueda comparte el clamor de los vecinos de la raia, que urgen la reposición de todos los pasos para facilitar el tránsito de los trabajadores transfronterizos y de mercancías, con los preceptivos controles de movilidad

04 mar 2021 . Actualizado a las 00:19 h.

La Xunta se suma al clamor social de la raia, donde padecen desde hace semanas un cierre de fronteras que agrava el impacto de la crisis, tanto en los negocios de ambas riberas del Miño como en las economías familiares ya que hay trabajadores que han de pagar hasta 300 euros más al mes por los rodeos kilométricos que tienen que dar para llegar a sus puestos. El vicepresidente, Alfonso Rueda y el director de Relacións Exteriores y con la Unión Europea, Jesús Gamallo, mantuvieron un encuentro con los representantes de la Comisión de Coordinación e Desenvolvemento Rexional do Norte de Portugal (CCDR-N) y de las agrupaciones de cooperación territorial para abordar el impacto de este cierre de fronteras en la raia. El Gobierno gallego defiende que se mantenga abiertos el mayor número posible de pasos fronterizos posibles «para facilitar el tránsito de trabajadores transfronterizos y de mercancías, evitando así aglomeraciones en los pasos que están abiertos y recorridos más largos». La Xunta pide que se tengan en cuenta las particularidades de las áreas de frontera, «pero siempre dentro de las posibilidades de vigilancia, llevando a cabo las limitaciones de movilidad y los controles que sean necesarios para frenar la propagación de la pandemia y garantizar la seguridad de los ciudadanos.