La falta de entendimiento entre la izquierda de Cangas abre la puerta a cuatro posibles alcaldes

VIGO

La tensión interna de ACE parece haber llegado a un punto de no retorno y puede beneficiar la candidatura del PSOE

09 feb 2021 . Actualizado a las 17:18 h.

La tensión interna de ACE parece haber llegado a un punto de no retorno en el Ayuntamiento de Cangas. Quince días después de la muerte de Xosé Manuel Pazos, las posturas entre la facción de Abalo y la de Esquerda Unida parecen irreconciliables. Tanto que, según pudo saber La Voz, ya han iniciado negociaciones para intentar que la izquierda mantenga el gobierno local, pero de manera unilateral. A estas alturas, hay tres mujeres alcaldables, pero, si ninguna consigue los once respaldos necesarios para hacerse con el bastón de mando, este se le atribuiría de manera automática a Enrique Sotelo, como cabeza de lista de la fuerza más votada, que fue el PP con siete ediles. Es el partido con más representantes electos en una corporación de 21 concejales en la que tanto ACE como PSOE tienen cuatro ediles y BNG y Avante tres por formación.

El único consenso que une, a día de hoy, a la izquierda de Cangas es su voluntad de que el PP no consiga la alcaldía. Con un ACE claramente dividido, la tirantez se refleja en el bipartito que se fraguó tras elecciones del 2019, «por persoas que hoxe xa non están na corporación», recuerda Avante, destacando que «non existe o goberno de investidura nin se dan as condicións daquel acordo». Reeditar ese bipartito entre ACE y PSOE parece improbable, pero de esas dos formaciones son las tres mujeres alcaldables a día de hoy. El tiempo transcurrido no ha curado las heridas abiertas y el que resta tampoco arroja luz sobre lo que puede pasar ni cuándo ya que el único plazo será el que determine la llegada al Concello de Cangas de las actas de Adrián Pena y de Pilar Nogueira. La alcaldesa en funciones, Sagrario Martínez, ha de convocar el plenario en las 48 horas siguientes y, a día de hoy, el abanico de posibilidades es variopinto.

PSOE, BNG, Avante y ACE reman por mantener un gobierno de izquierdas pero, a la agrupación del ex regidor les puede costar la alcaldía su fractura interna. A Victoria Portas le corresponde ser la candidata de ACE por su puesto en la lista y, tras el fallecimiento de Pazos, se presumía como la elegida por unanimidad. Aurora Prieto podría postularse también si Portas o Mariano Abalo renunciaran a candidatarse, que no a su acta, como establece el artículo 198 de la le ley de régimen electoral y Adrián Pena no llegara a asumir la suya accediendo a la «correlación de fuerza de dos y dos» a la que apela Izquierda Unida. No está sobre la mesa ni una cosa ni otra así que el desencuentro podría aupar a la alcaldía al PSOE y asumir el timón la actual regidora en funciones Sagrario Martínez. Los socialistas tienen cuatro ediles y, al no alcanzar un consenso ACE, Sagrario Martínez podría asumir el bastón si le dan su apoyo BNG y ACE. Sumarían diez votos y el decisivo llegaría de la mano de Victoria Portas si la situación de la agrupación no se recompone. Avante espera que lo haga y BNG, que el gobierno local les proponga un candidato.