«Tengo tres hijos que alimentar y me han denegado el ingreso mínimo vital»

a.martínez VIGO / LA VOZ

VIGO

M.MORALEJO

Grace, con una risga que le da para pagar el alquiler, ve frustrarse su esperanza

02 feb 2021 . Actualizado a las 16:38 h.

La mayor parte de los 550 euros que Grace Jennifer Moral cobra de una Risga se va para pagar el alquiler del piso de la Gran Vía en el que vive con su madre y sus tres hijos de 20, 5 y 3 años. Lo poco que le sobra y una pensión de alimentos que recibe apenas le llega para satisfacer las necesidades básicas de su familia. El ingreso mínimo vital aprobado por el Gobierno en mayo del año pasado supuso una esperanza de no vivir tan ahogada económicamente, pero se lo han denegado. Este mes lo ha vuelto a solicitar porque asegura que le hace muchísima falta.

Con unos ingresos inferiores a los gastos tiene que pedir ayudas puntuales a las personas de su entorno o recibir el apoyo de asociaciones como Afán o la federación de vecinos Eduardo Chao. «Tengo que pedir para comprar alimentos o pañales. La federación vecinal es como una madre para mí», asegura esta mujer brasileña de padre español que hace nueve años decidió dejar São Paulo y probar suerte en su segundo país. Pero lo cierto es que la suerte no le ha sonreído todavía en forma de una oferta de trabajo, que es lo que más desea. «Aprendí de pequeña que el trabajo es la dignidad como persona», asegura.

Su última ocupación fue con un contrato de media jornada en un restaurante durante la Festa do Boi, en Allariz.