El narcojuicio del Titán arranca en febrero un año de vistas complejas en la Audiencia Provincial de Pontevedra

J.R. VIGO / LA VOZ

VIGO

Alijo en el barco Titán III
Alijo en el barco Titán III Ángel Medina G.

La vista está fijada entre los días 24 y 26; dos docenas de acusados y numerosos testigos prestarán declaración coincidiendo con un momento crítico de la pandemia

19 mar 2021 . Actualizado a las 17:32 h.

La inédita cantidad de grandes alijos de cocaína decomisados en los últimos años a organizaciones gallegas se traduce ya en una sobrecarga judicial, que añadir al resto de procedimientos, en la Audiencia Provincial de Pontevedra. Vistas por sí solas complejas que debido al gran número de testigos citados para declarar se complica a causa de la pandemia y los contagios. El calendario procesal de narcocausas complejas en el 2021 comenzará a finales de febrero, entre los días 24 y 26, con el juicio de la operación Barranca Bermeja. 1.700 kilos decomisados a bordo del remolcador Titán III en agosto del 2018 y 21 procesados, de los que solo 20 se sentarán en el banquillo de los acusados. La instrucción procede del Juzgado número 4 de Vigo.

El vigesimoprimero, Paul Wouter, fingió su muerte el año pasado y está fugado, ya bajo su verdadera identidad: Sérgio Roberto de Carvalho. Su ausencia en el juicio no resultará inocua para la causa y a buen seguro que será recordada durante la vista. Basta decir que el supuesto Wouter protagonizaba la petición de cárcel más elevada (13 años y seis meses) por su condición de presunto mullidor de todo la logística en connivencia con otros acusados de Barbanza y O Salnés. El otro procedimiento a enjuiciar en 2021, ya a finales de año, es el protagonizado por el semisumergible cargado de 3.050 kilos de coca y hundido en la ría de Aldán en noviembre del 2019. Esta causa arrastra el condicionante de tener a tres acusados en prisión provisional desde entonces, por lo que los plazos son más complejos de alargar. La instrucción procede del Juzgado número 1 de Cangas.

Cuatro años de instrucción

Preocupa especialmente otro procedimiento listo también para ser juzgado, pero que no tiene fecha conocida por ahora. Su gran condicionante es que la investigación se explotó hace demasiado tiempo, cuatro años, y por plazos urge también finalizarla. Ocurrió a caballo entre Vigo, Baiona, Algeciras, Brasil y Colombia. Se bautizó operación Bodegilla e implicó retirar de la calle un contenedor con 497 kilos repartidos en 448 bultos que cruzaron el Atlántico a bordo del buque Maersk León. La mercancía salió de Colombia por tierra, zarpó por mar de Brasil y llegó a Algeciras en contenedor para acabar en Galicia. La instrucción procede del Juzgado número 1 de Vilagarcía.

El otro procedimiento pendiente de juicio surgió en enero del 2019 e implicó retirar del mercado un alijo llegado en contenedor al puerto de Oporto procedente de Colombia entre piezas de fruta. Lo siguiente fue trasladar los 430 kilos de cocaína a una conocida empresa de frutas en Ourense. Se arrestó al dueño de la firma y a varios arousanos. La instrucción procede del Juzgado número 1 de Vilagarcía.

Insisten en la Audiencia Provincial al recordar que la evolución de la pandemia condicionará el calendario de enjuiciamientos, y alertan del riesgo de colapso en algunas secciones por la complejidad añadida de estas causas tan concretas, que sumar al resto de procedimientos.