A Guía despeja de árboles sus vistas

Una nueva tala masiva de eucaliptos y acacias deja la zona devastada


vigo / la voz

Como en una de las más famosas películas de los Hermanos Marx, Vigo amanece en los últimos tiempos al grito de «¡Más madera!», sorprendiendo a los ciudadanos con la eliminación de árboles de gran porte por toda la ciudad y en sus pequeños pulmones verdes. Los últimos en desaparecer ya no son los de O Castro para que se vea mejor la muralla iluminada. Tampoco los de la Gran Vía (los de mayor tamaño, los de los laterales, talados para hacer una rampa mecánica que no pasa por esas aceras). Ni siquiera los de la Ronda de Don Bosco del mes pasado. Los nuevos últimos son de este mes. De esta misma semana en el monte de A Guía. Y son tantos que todavía no han podido trasladarlos todos.

La tala afecta principalmente a especies invasoras como acacias y eucaliptos aunque por el camino han caído algunos otros ejemplares para los que esta justificación no sirve. Tampoco la otra ya que como apunta el educador medioambiental Antón Lois, que se eliminen especies invasoras en principio está bien, pero si no se sustituye por otras, «la contribución al daño que se hace al despojar de esa masa arbórea a una zona periurbana es el mismo, ya que la incorporas a todo el proceso de deforestación».

En la zona en la que se están produciendo estas actuaciones hay numerosos terrenos de titularidad privada. La comunidad de montes realizó hace más de un lustro una actuación parecida ampliando su alcance usando como aval el perímetro de seguridad contra incendios al haber casa habitadas en el entorno, pero al no desarrollar luego un mantenimiento, las especies invasoras volvieron a salir.

La actuación actual se ha extendido en esta nueva ocasión a zonas que en la anterior limpieza no se habían tocado. La tala maderera deja, en todo caso, un aspecto desolador en un espacio que actúa como otro de los pulmones de la ciudad. Las primeras fueron en la entrada lateral a la carballeira de A Guía, hacia la Ría de Vigo y las nuevas se han generado en paralelo al campo de fútbol.

A finales de diciembre tuvo lugar el corte de decenas de árboles en la bajada al Club de Remo, que finaliza en la playa de A Punta, en Teis. Los operarios cortaron y trasladaron toneladas de troncos de madera de eucalipto y de acacias negras. Los expertos valoran también que es un tipo de arbolado urbano de densidad del que todas las grandes ciudades están necesitados ya que reducen la contaminación por lo que animan a los que toman estas decisiones, a que reflexionen «y añadan en la balanza el bien común aunque no cotice ahora, pero sí en un futuro, por desgracia, no muy lejano».

En A Guía han desaparecido en los últimos cinco años algunos árboles de gran valor como cedros del Himalaya, considerado el más alto y señorial de los de su familia de coníferas. El Catálogo das Árbores Singulares do Concello de Vigo, editado en 1999, detalla los que había en la ciudad y cuantifica más de una decena con su localización, edad y altura. En A Guía reseña la presencia de doce, de entre 10-13 metros y 30 años de edad (ahora más de 50). En Concello eliminó dos ejemplares sanos incluidos en la ruta bautizada como Senda Botánica do Parque da Guía.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

A Guía despeja de árboles sus vistas