El Coruxo se anota un triunfo imprescindible

x.r.c. VIGO

VIGO

Oscar Vázquez

Los de O Vao superaron al Salamanca CF UDS con un gol de Silva:  1-0

24 ene 2021 . Actualizado a las 16:01 h.

El Coruxo vuelve a la pelea. Los vigueses necesitaban un triunfo para salir del atasco en el que se habían metido en el furgón de cola de la clasificación y superaron en un partido muy duro al Salamanca CF UDS con un solitario gol de Silva y el recital de paradas de Alberto, clave en el día que recuperaba la titularidad. La victoria hace concebir esperanzas al conjunto de Míchel Alonso de poder dar el salto al grupo intermedio y asegurarse así la permanencia como mínimo.

Una delicatessen de Silva que no cogió portería y un par de avisos de los charros con el Puma y Sergio Molina, que falló un gol cantado, en el inicio anunciaron un partido movido, que se vio alterado por la lesión de Ricki Mangana y la entrada en el campo de Salgueiro, que a la postre sería uno de los nombres del día por su impecable trabajo defensivo.

Pero la gloria del penúltimo domingo de enero se la llevaron Silva y Alberto. El tomiñés, porque convirtió en gol decisivo una combinación entre Antón de Vicente y Rivera en la banda derecha —la más operativa del Coruxo—. El capitán le sirvió una pelota al espacio en el balcón del área y el delantero empaló, sin dejarle botar, el balón y lo puso lejos del alcance de Barbero.

El marcador en contra espoleó a los salmantinos, que pasaron a tener el balón y que pudieron empatar con un buen disparo de Fer Llorente al que respondió Alberto con una de las paradas de la tarde. Una secuencia que se repitió a la vuelta del vestuario cuando el portero compostelano atrapó un cabezazo envenenado de Iván Casado. Más tarde, el guardameta firmó una salida clave desbaratando una doble oportunidad visitante en los pies de Uxío y Puma.

Fue el arranque del segundo tiempo un ejercicio de control y asedio por parte del Salamanca CF UDS que Míchel Alonso acertó a corregir con los cambios hasta conseguir equilibrar de nuevo una contienda en la que el Coruxo se defendía sin grandes agobios con puntuales salidas envenenadas a la contra. En una de ellas Aitor Aspas, que jugó la última media hora de lateral zurdo, llegó a la línea de fondo, pero su centro no encontró rematador y en la más clara Valiño, uno de los cambios, estrelló el balón en el cuerpo de Dani Barbero cuando la portería le estaba esperando.

Consciente de lo que estaba en juego, el técnico visitante acabó con toda su pólvora dentro del campo y con seis de sus jugadores en zona de remate, pero tanta condensación solo le sirvió para un tiro de Uxío bloqueado por Antón de Vicente y para un blocaje de Alberto tras un disparo desde la frontal.

El triunfo, el tercero de la temporada, deja al Coruxo muy cerca de superar el corte dentro de su subgrupo, algo que necesita continuidad y la próxima oportunidad tocará visitar al Compostela, un rival directo por la tranquilidad.

Coruxo: Alberto, Mangana (Salgueiro, min. 15), Andriu, Antón de Vicente, Manu (Valiño, min. 59), Borja Yebra (Chevi, min. 59), Trigo, Mateo (Álex Ares, min. 75), Aitor Aspas, Rivera y Silva (Pedro Vázquez, min. 81).