Tras colegios y Universidad, las clases particulares también se dan «online»

María Jesús Fuente Decimavilla
maría j. fuente VIGO / LA VOZ

VIGO

Voluntarios de Cruz Roja ayuda a estudiantes a no quedarse atrás

23 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Hasta las clases particulares han tenido que cambiar el formato por la pandemia. Es lo que ha hecho Cruz Roja con su programa de Promoción del éxito escolar. Con él ayuda a los estudiantes a no quedarse atrás, máxime en un momento tan delicado como el actual.

En principio, las tradicionales clases presenciales se convirtieron en telefónicas. Los voluntarios llamaban dos veces por semana a los menores en horario de tarde para solventar las dudas y apoyarlos en todo lo posible. Con el inicio del curso actual se dio un paso más comenzando la actividad a través de videollamadas. Un equipo de diez voluntarios atienden a más de sesenta estudiantes de diferentes centros de Vigo entre primer curso de primaria y primero de bachillerato. Entre ellos figuran los colegios Ramón y Cajal, Emilia Pardo Bazán y García Barbón, así como los institutos Álvaro Cunqueiro, Beade y Alexandra Bóveda.

Al realizar las clases de forma virtual se ha podido juntar a varios grupos de diferentes centros. El nuevo formato de videollamadas les permite verse cada semana y hacer que la actividad sea más dinámica. La adaptación de los menores no solo ha sido total, sino que están encantados con el nuevo sistema que les permite una mayor relación con sus compañeros y con los voluntarios a través de la plataforma Teams. Emplean los recursos que les facilita, como levantar la mano para que haya turnos de palabra o escribir en el chat.

En caso de que los alumnos carezcan de material informático para seguir el curso, Cruz Roja les facilita una tableta mientras duran las clases.

Con el programa de Promoción del éxito escolar, que cuenta con ayuda de la Xunta, se intenta fomentar la igualdad de oportunidades entre los estudiantes ayudándoles para que la situación actual les afecte lo menos posible en el ámbito educativo.

Se trata de reducir la brecha digital y otras dificultades que se pueden dar en al ámbito familiar.