Vigo queda cerrada, pero esquiva las medidas más duras

Otros diez municipios del área sí tendrán el nivel más duro: no se puede entrar ni salir y en las cafeterías solo se podrá consumir en terrazas; en el resto de concellos, el interior de los bares queda limitado al 30 % y hasta las 18.00


Vigo

La ciudad de Vigo ha quedado fuera de las medidas más duras que va a aplicar la Xunta en toda Galicia desde las 0.00 horas del viernes. La hostelería cerrará en toda la comunidad a las 18.00 horas, pero el territorio queda dividido en dos niveles: los municipios con restricciones altas y los que tienen medio-altas. En el primero estarán 60 concellos, en los que las cafeterías, bares y restaurantes solo podrán servir en las terrazas y con un aforo del 50 %. En el medio-alto estarán todos los demás ayuntamientos, y además de en el exterior, los hosteleros podrán servir en el interior con el aforo al 30 %. En esa situación ya estaba la ciudad de Vigo y en ella seguirá, según ha anunciado el presidente de la Xunta. También se quedan ahí Pontevedra y Lugo.

Pero Alberto Núñez Feijoo ha advertido que en el caso de Vigo y Pontevedra no se descarta que «nos próximos días» puedan saltar de nivel. De hecho, ha asegurado que el conselleiro de Sanidade ofreció a Abel Caballero y a Miguel Anxo Fernández Lores esta mañana entrar ya directamente en el nivel máximo de restricciones y estos pidieron que no. Vigo está al límite, porque el nivel marcado es tener una incidencia acumulada de 250 casos nuevos en los últimos catorce días. Según los últimos datos, está en 240. El día anterior eran 220, el previo 210 y el anterior 200. La tendencia es clara y, con este ritmo, pronto puede rebasar los 250 casos.

En una comparecencia este mediodía, Abel Caballero no ha hecho referencia a ese ofrecimiento del conselleiro de Sanidade. Sí ha asegurado que «Vigo no discute las medidas» y que ha reclamado a Julio García Comesaña que la Xunta indemnice a la hostelería porque tiene fondos europeos para hacerlo.

Las restricciones en la ciudad son, pues, las mismas que ya había. Pero con una diferencia fundamental. Vigo queda cerrada. Se rompe el perímetro de ayuntamientos que rodeaban la ciudad y con los cuales sí estaba permitido el tránsito, formado por Nigrán, Mos, Gondomar, O Porriño y Redondela. Ya no se puede entrar ni salir de Vigo, salvo para las excepciones fijadas: ir al médico o al colegio, acudir a cuidar menores o mayores y asistir al puesto de trabajo, si bien se ha pedido que se dé un paso más en el teletrabajo.

Dentro del área, quedan cerrados también de manera individual Redondela, Ponteareas, Tui, Moaña, Baiona, A Guarda, Tomiño, Oia, O Rosal y Salvaterra do Miño. Son diez ayuntamientos que, además, sí que saltan al nivel máximo de restricciones y, por tanto, la hostelería solo podrá servir en el interior y con el 30 % del aforo. Baiona ya estaba en este nivel. También se rompe, por lo tanto, el perímetro de O Baixo Miño, y ya no habrá tránsito entre A Guarda, Tomiño y Tui.

Además de los cierres, hay una medida fundamental, que es que en toda Galicia pasan a estar prohibidos los encuentros de más de cuatro personas, tanto en lugares públicos como privados. De hecho, según ha anunciado Feijoo, se va a prohibir utilizar el mobiliario de los lugares comunes de los centros comerciales, para que solo sean sitios de paso. Las tiendas mantienen los aforos limitados al 50 %.

El toque de queda se fija para toda Galicia a las 22.00 horas y las tiendas tendrán que cerrar a las 21.30. Las visitas en los hospitales quedan limitadas a una sola persona.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Vigo queda cerrada, pero esquiva las medidas más duras