Fallece un sintecho en la calle mientras un centenar se cobijan del frío en albergues y hostales

El senegalés de 47 años rechazó el ofrecimiento de dormir en una pensión, según el gobierno vigués

Personas sin hogar pasan la noche en los soportales de O Berbés, a cero grados y entre cartones
Personas sin hogar pasan la noche en los soportales de O Berbés, a cero grados y entre cartones

Vigo / la voz

Un sintecho murió en la calle en plena ola de frío. Se trata de Mustafá S.L, de 47 años y nacionalidad senegalesa. Vivía en un coche junto a la gasolinera del Berbés. También ocupó un chabolo detrás de la Casa del Mar. Tenía pareja pero llevaba varias semanas solo. Su cuerpo sin vida apareció el jueves. Era beneficiario de los servicios sociales del Ayuntamiento pero se negaba a dormir bajo techo. Comió en el albergue de la calle Marqués de Valterra el día de Reyes y ya no se supo nada más de él.

El gobierno local expresó ayer su pesar por el fallecimiento e hizo un resumen de la atención que le prestó desde el 2017 para ayudarle a salir de su situación de exclusión social. «Os profesionais trataron en moitas ocasións de motivalo para que fixera uso das prestacións municipais», señalaron en un comunicado. Siempre fue reacio a dormir bajo techo, a recibir alimentos y orientación educativa en higiene y hábitos saludables. Tan solo aceptaba comer en el albergue, a donde acudía con frecuencia desde el pasado mes de agosto. La unidad de calle le llevaba comida cuando faltaba en el comedor municipal. Ya en el período de confinamiento accedió al albergue provisional que el Concello y la Cruz Roja habilitaron en el pabellón del Berbés, pero solo permaneció cinco días.

En diciembre un equipo de la unidad de calle se desplazó hasta el vehículo en el que pernoctaba con su pareja. Ambos aceptaron ingresar en un hostal. Sin embargo, su mujer tuvo un problema de salud y fue derivada a un centro sociosanitario de Pontevedra. Tras quedarse solo, el senegalés volvió a la calle. La última intervención de la que fue objeto tuvo lugar el lunes. Los trabajadores de calle lo localizaron, revisaron su estado general, le entregaron alimentos y le facilitaron información sobre el estado de su pareja, entre otras prestaciones. Ese mismo día accedió al albergue, llamó a su pareja y almorzó.

Sin alojamiento

El sintecho fallecido era uno de los pocos que se niegan a aceptar la ayuda del Ayuntamiento para no dormir en la calle. El Concello trata de atenderlos llevándoles café y alimentos. La mayoría acepta dormir bajo techo. El albergue de la calle Marqués de Valterra cuenta en la actualidad con todas sus plazas ocupadas, así como las que están disponibles en el albergue de la Fundación Santa Cruz, en Teis. Además el Concello paga el alojamiento en hostales y pensiones a un total de 45 personas sin hogar.

Por su parte, el PP reclama al alcalde a que refuerce el dispositivo contra el frío para los sin techo y las familias sin recursos. Critican que no se ha abierto el albergue provisional y que hay familias sin recursos que no pueden pagar gastos como la calefacción. Denuncian que no hay planificación para evitar las heladas en espacios públicos como O Castro o la plaza de O Progreso.

«Sigue sin haber suficientes plazas para las personas sin hogar que hay en la ciudad» 

«¿Dónde están las plazas para todas las personas que carecen de un techo en el que vivir? Sigue sin haber suficientes». Lo decía ayer Antón Bouzas, coordinador del colectivo social Os Ninguéns. Entienden que el servicio que se presta desde el departamento de Benestar Social en el Ayuntamiento sigue siendo manifiestamente mejorable y que el albergue de Marqués de Valterra, por sus condiciones, no es suficiente para atender a personas que además de no tener un hogar pueden estar enfermas. Además, Os Ninguéns advierte que «hay una legislación y no se deben publicar datos de las historias clínicas y sociales, y se están dando datos».

Antes de Navidad, el colectivo solicitó por carta que se habilitara con carácter de urgencia otra vez el pabellón de O Berbés para acoger a personas sin recursos «ante el empeoramiento del clima, con fuertes lluvias, viento y un gran descenso de temperaturas». «Reiteramos que hay un importante déficit de camas, por lo que pedimos una intervención urgente y compasiva por parte del Ayuntamiento», indicaban en la misiva enviada al alcade de Vigo el pasado 7 de diciembre. Estos días la meteorología está siendo todavía más adversa, con los termómetros marcado cero grados por las noches en el centro de la ciudad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Fallece un sintecho en la calle mientras un centenar se cobijan del frío en albergues y hostales